Baja 10% el volumen de leche remitido a planta

0
160

La faena de vacas lecheras en las chacinerías subió apenas 1% hasta el pasado mes de noviembre, comparándola con igual período del año anterior, pero la remisión de leche a planta bajó 10% en el mismo período. Así lo confirmó el Área de Información y Estudios Económicos del Instituto Nacional de la Leche (Inale).

La crisis de precios que venía arrastrando la lechería, encima castigada por el clima y con un endeudamiento creciente, provoca que la remisión a planta esté hasta noviembre pasado por debajo de los 1.980 millones de litros que se registraron al cierre de 2015. Es más, entre 2014 y 2015 se notó una caída de 2% en el volumen (el año pasado cerró con más de 2.000 millones de litros remitidos a las plantas pasteurizadoras).

A su vez, según datos de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa), la relación vacas en ordeñe/vacas masa, decrece desde su punto máximo en 2013, pues el 75% de las vacas totales estaban en ordeñe, aunque a nivel histórico continúa en niveles elevados (73% en 2015 que es el último dato disponible).

La menor producción de leche se refleja claramente en las exportaciones del sector. En ese sentido, los embarques de leche en polvo entera —principal producto de exportación del sector— cayó 40% en volumen y la facturación de este rubro mostró una reducción de 15% en los 12 meses de la comparación anterior (noviembre 2015/noviembre 2016).

Según datos del Inale se embarcaron 128.000 toneladas, la facturación llegó a US$ 318 millones y el precio promedio por tonelada embarcada fue US$ 2.484. Los principales mercados para este rubro fueron Brasil, Argelia, Cuba, China y Rusia.

En caso de la leche en polvo descremada el volumen exportado por las lácteas uruguayas cayó 37%, la facturación bajó 41% y el precio promedio por tonelada descendió 7% (17.000 toneladas, US$ 45 millones y US$ 2.649, respectivamente). Brasil volvió a posicionarse en este producto como el principal comprador, seguido de México, Rusia, Argentina y los Estados Unidos.

Para el rubro manteca, otro fuerte componente de la canasta láctea exportada por Uruguay, el volumen exportado bajó 33%, la facturación descendió 32% y el precio promedio por tonelada bajó 1%. Se produjeron 13.000 toneladas por las que se facturaron US$ 41 millones y el precio promedio por tonelada fue US$ 3.140. Los mercados, por orden de importancia fueron: Rusia, Brasil, Argelia, Marruecos y Georgia.

No menos importantes son los quesos. En este caso el volumen producido por la industria láctea uruguaya cayó 15% y alcanzó las 38.000 toneladas. Por ese volumen la facturación llegó a US$ 128.000.000 que representan una baja de 17% y el precio promedio por tonelada llegó a US$ 3.404. También Brasil fue el principal comprador, seguido de Bolivia, Rusia, Chile y Argelia. La facturación total del sector lácteo cayó 11% y llegó a US$ 570 millones.

La crisis de precios afectó a la lechería durante los últimos dos años, básicamente por un aumento de la producción en la Unión Europea y una menor demanda de fuertes compradores como China y Rusia.

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Recibe promociones, noticias y más

Recibe en tu mail los mejores contenidos de nuestro sitio