Huimilpan, el municipio mexicano cuyos sueños corren peligro por Trump

0
225
5

Para los habitantes de Huimilpan emigrar a EE.UU. es una forma de escapar del desempleo y encontrar las oportunidades que su municipio les ha negado; sin embargo, las advertencias de Donald Trump amenazan con romper este sueño y abren la duda de qué pasará si se produce un retorno masivo.

Se calcula que en todo este municipio mexicano, ubicado en el central estado de Querétaro, aproximadamente entre 8.000 y 10.000 personas, de sus 40.000 habitantes, han cruzado la frontera.

La mayoría de ellos, en primera instancia, son hombres que cuando ya tienen los papeles en regla tramitan el permiso para otros familiares.

José Antonio es uno de estos migrantes. Trabaja en Houston (Texas) -un destino recurrente para los pobladores de Huimilpan- desde hace cinco años en el sector de la construcción.

Con el dinero que ha conseguido en el país vecino, este joven ha podido comprar un vehículo y un terreno.

“Voy a empezar a construir mi casa, eso no lo hubiese logrado aquí”, afirma a Efe José Antonio, quien lleva colgada la imagen de la Virgen de Guadalupe encima de su camiseta, en la que está dibujado el mapa de EE.UU con los colores de la bandera nacional.

Defiende que en Texas hay mejores oportunidades y condiciones económicas, y que los mexicanos que viven allí son “honrados y humildes, no así como (Trump) piensa”, en referencia a los señalamientos del republicano, quien llegó a llamar los migrantes “criminales” y “violadores”.

Los planes de Trump, quien el viernes se convirtió en el cuadragésimo quinto presidente de EE.UU., de hacer deportaciones masivas preocupan a los habitantes de Huimilpan, aunque no interrumpen los planes de muchos que no consiguen ver un futuro en su municipio.

“Aquí tengas estudios o no la paga no es mucho, si quieres un futuro o una familia pues no, es muy poco para sacarla adelante”, argumenta Erick Durán, quien anhela ir a EE.UU., donde ya está parte de su familia.

La migración afecta más al sur del municipio, zona más perjudicada por el desempleo o las malas condiciones laborales que la norteña, aledaña a la capital del estado, Querétaro.

Fascinados por sus hermanos mayores, que regresan de visita a Huimilpan con dinero y ropa de marca, muchos jóvenes cursan sus estudios pensando que nada más acabarlos abandonarán el país.

Sin embargo, no todos prefieren estar en EE.UU. y se inclinan por permanecer en su municipio, aunque sea en condiciones más humildes.

Es el caso de Jaime Martínez, quien proviene de una familia de 14 hermanos, de los cuales nueve han encontrado su sustento fuera de México, en la pesca y en diferentes restaurantes.

“Por las veces que he ido a visitarlos, las condiciones en las que viven o tienen que trabajar para mí son muy pesadas: levantarse a las cinco de la mañana, llegar a las siete u ocho de la noche”, opina Jaime, quien trabaja como funcionario de Huimilpan.

En el municipio, el principal escollo para el desarrollo es el empleo y, por eso, “si nos regresaran unos 3.000 sería un problema muy grave”, valora, con un cálculo aproximado del número de personas de Huimilpan que están en EE.UU. en situación irregular.

Sin embargo, las medidas que aplicará el presidente todavía son una incógnita.

Algunos habitantes de Huimilpan piensan que quizá el discurso del republicano durante su campaña no llegue a materializarse; otros temen que el camino de los migrantes hacia el norte se vuelva más peligroso, y todos expresan su rechazo al muro que Trump ha dicho que construirá a lo largo de toda la frontera común.

“Mis hermanos se quieren ir, pero a lo mejor (…) no se van, les da como temor irse porque los balaceen, por lo del muro que van a poner”, expresa María Luz Morales.

Pese al miedo, asegura que a sus hermanos les gustaría escapar de los sueldos “miserables” del municipio, y emigrar “para hacer un dinero y sobrevivir”.

“¿Aquí de qué se vive? De nada”, sentencia.