El enojo de Nahir Galarza con el joven que quiere visitarla en prisión: "Siento que busca fama

0
101
loading...

Con gesto decepcionante, Nahir Galarza escuchaba del otro lado del teléfono mientras un familiar le leía las palabras que Matías Caudana, el joven que se presenta como su novio, había pronunciado a la revista Gente:

“Yo sabía quién era ella por la televisión. Grité su nombre y, cuando se dio vuelta, le hice un gesto de que la iba a llamar. Ella sonrió y asintió con la cabeza. Hablamos por teléfono y nunca me importó lo que se decía de ella. No nos dimos ni un beso”.

Antes de cortar la llamada, la joven condenada a perpetua por matar de dos balazos a Gustavo Pastorizzo, el 29 de diciembre de 2017 en Gualeguaychú, reveló: “No cumplió con su palabra. Me dijo que no iba a hablar con los medios. Siento que con esa actitud busca ser famoso y no conocerme”.

Caudana tiene 20 años, como Nahir. Fue absuelto en un juicio en el que su padre fue condenado a 12 años de prisión por narcotráfico.

Su abogado, Augusto Lafferriere, confirmó a Infobae que su defendido no dará más notas. “Me llamó para decirme que Nahir estaba enojada porque él había hablado con la prensa. Por eso decidió no dar más entrevistas. De hecho tienen que conocerse porque hasta ahora hablaron por teléfono y se vieron de pasada”, dijo el penalista.

Hace diez días, Nahir le había dicho a Infobae que no estaba de novia y que no conocía a Caudana, quien había pedido autorización judicial para verla.

-¿Por qué negaste conocerlo? -le preguntó Infobae a Nahir.

-¡Es que no lo conocía! Lo vi una vez y fueron segundos. Además es mi vida privada. No soy una actriz. Ni soy de la farándula. Además no estoy enamorada ni lo estuve ni tengo novio. Eso es lo que puedo decir hoy.

“Inventan tantas cosas que necesitaría un día entero para desmentirlas”, había dicho Nahir Galarza desde un teléfono fijo de la Unidad Penal de Mujeres Número 6 de Paraná.

Matías Caudana conoció a Nahir cuando ella fue trasladada al dentista. “Nos conocimos un día que a ella la llevaron al dentista. Nahir salía de la enfermería y nos cruzamos porque a mí me estaban trasladando para ir a ver a mi abuela, que está en el mismo penal que ella”, explicó Caudana a Gente.

“Él quedó flechado cuando la vio y no le importó el motivo por el que ella fue condenada”, dijo Lafferriere.

En el juicio en su contra, Nahir dijo que Pastorizzo no era su novio. También declaró que salía con otros jóvenes.

“No le gustó que el chico haya salido a hablar a los medios. Está decepcionada y un poco enojada. ¿Está interesada en ella o en ser conocido? Ahora todos los programas empezaron a hablar de este tema, y eso la pone mal, la angustia”, contó un allegado de Nahir.

Caudana pidió ahora entrar como visita de Nahir, quien hasta hoy no respondió si acepta el pedido. Los días de visita son sábados y domingos. “Como él fue absuelto, la anterior autorización quedó invalidada. Por eso ahora tramité el ingreso como visitante”, detalló Lafferriere.

Además dijo que su defendido trabajaba como repartidor de hielo de su padre y que nunca vendió marihuana ni cocaína. Y que cursa estudios terciarios para ser analista de sistemas.

Durante un mes habló con Nahir por teléfono. Y quedaron en encontrarse.

La entrevista exclusiva con Infobae

El 9 de diciembre, Nahir le dio una entrevista exclusiva a Infobae en la que no descartaba enamorarse. “Nunca lo estuve”, reveló en la charla.

—¿Cómo pasás tus días en la cárcel?

—Trato de vivir el ahora, ni quedarme en el pasado ni en lo que va a pasar. Trato de vivir, de concentrarme en lo que estoy haciendo ahora porque si no te deprimís, si te ponés a pensar todos los días en el pasado, en por qué estás acá, en lo que estarías haciendo afuera en este momento, o que hubiera pasado si… caés en la depresión, ni vivís.

—¿Creés en un punto que esto que estás viviendo es por algo?

—Yo creo que todo pasa por algo, y creo que si no estuviera acá, en la cárcel, estaría en un lugar peor.

—Que no sería la vida.

—No.

—¿Qué momentos felices recordás de tu vida?

—La angustia me vino solo estos últimos años. Siempre fui…no sé, me reía por cualquier cosa, siempre fui alegre, de no hacerme problema por nada, por cosas mínimas. Era más de pensar: “Bueno me pasó esto, no sé, habrá una solución”. Siempre pienso en positivo, fueron estos años nada más en los que estuve triste.

—Tanto en el juicio como en alguna salida de la cárcel se te critica que sonreís…

—A veces sonrío de nervios. Pero siento que no sé… Tengo prohibido sonreír en púbico. La verdad que me molesta que algunas personas no se pongan a pensar. Que solamente vean algo y compren lo que les venden. Que no se pongan en el lugar del otro, que no les importe que el otro es una persona, que no les importe que la otra persona también tuvo sus problemas, su vida, con sus tristezas. A todos les pasa. Que no tengan compasión.

—¿Qué sentiste cuando te llamaban ángel demonio o monstruo?

—Me molestó es que se haya jugado tanto, que a nadie le haya importado quién era yo, qué me pasó realmente. Todo el mundo compraba lo que le vendían y no les importaba nada. Tuve ganas de que me tragara la tierra. Me estaba pasando todo junto, y nada me salía bien, nada nuevo, nada bueno. Lo único que me hizo salir adelante fue mi familia, siempre tuve el apoyo de ellos, nunca me juzgaron, ellos me hicieron salir adelante. Creo que todo tiene una respuesta, que todo pasa por algo. Que a todo se le puede buscar una solución.

loading...

Deje un Comentario

avatar
  Suscribete  
Notificar para