El exnovio de la turista argentina que murió en Tailandia: "La empresa de buceo le echa la culpa a ella"

0
62
loading...

Del dolor por la muerte de una persona importante en su vida, al enojo y la impotencia por las excusas de las que tuvo que ser testigo. Franco Cetti, el exnovio de Rocío Gómez, la argentina que murió en Tailandia después de haber sufrido un accidente mientras realizaba un “bautismo” de buceo, denunció que la empresa responsabilizó a la mujer “por haberse perdido”.

Gómez había decidido iniciarse en la actividad el 17 de diciembre, en la isla Tao. “Aparentemente hizo la primera inmersión bien, pero en la segunda, por alguna razón que aún se desconoce, la perdieron de vista y desapareció”, explicó el hombre, que mantuvo una relación afectiva con ella en el pasado. Cuando la encontraron todavía tenía signos vitales, por lo que fue internada. Sin embargo, murió cuatro días después.

Cuando se enteró de su muerte, Franco no dudó en viajar hasta Asia para interiorizarse sobre la trágica noticia e intentar entender qué había pasado con su expareja. Fue entonces que emprendió el viaje, junto a su hermana: llegaron el 24 de diciembre a Tailandia y regresaron el 31 por la madrugada, en medio de la fiestas de fin de año.

“Habíamos contactado al dueño de la empresa de buceo el día anterior, diciéndole que queríamos hablar con él y con el instructor. Cuando llegamos nos recibió la mánager del lugar, una chica española que nos dijo que el dueño de la empresa había estado muy mal, pero nosotros nos enteramos que esa misma noche había volado a España para pasar las fiestas”, relató el Cetti sobre el panorama con el que se encontraron.

Fue entonces que la impotencia se apoderó de él por lo que tuvieron que escuchar: “La mánager nos dijo que decidió que el instructor de buceo, Nahuel, un argentino, no esté ahí, contra su voluntad”. Y faltaba lo peor: “Empezó diciendo que Rocío no había seguido los protocolos de seguridad, que se había perdido y que era algo normal que pasaba en todas las escuelas, nos dijo que el instructor había seguido las normas de seguridad”.

“Prácticamente le echaron la culpa a Rocío por haberse perdido y no haber seguido el protocolo. Si a Rocío le agarró un ataque al corazón, claramente la culpa no es del instructor, pero si el instructor la tiene de la mano, ve que tiene un problema, la agarra y la sube enseguida”, sentenció su exnovio con una mezcla de dolor y enojo.

Tanto él como su hermana fueron acompañados durante este proceso por embajada argentina en Bangkok y la Dirección de Asuntos Consulares de Cancillería, que llevaron adelante los trámites para posibilitar la cremación del cuerpo. “La embajada, cuando estuvimos ahí, nos ayudó bastante, fueron muy buenos con nosotros”, reconoció.

“Rocío sacó el pasaje con muy poca anticipación, vio la oportunidad y decidió salir sola de vacaciones. Sabía que se iba a quedar dos noches en esa isla y después se iba a ir a otro lado”, aclaró el joven y, de esta manera, descartó las versiones de que la chica había llegado hasta ese lugar junto a otras amigas.


“Nuestra intención no fue nunca ocultar lo ocurrido y el silencio oficial se debe a tres motivos. Por orden de las autoridades y la policía que investigan lo ocurrido. Por deseo expreso de la familia de Rocío hemos querido guardar luto y honrar su memoria haciendo todo lo posible por acompañarlos en estos momentos de inmenso dolor para todos y por recomendación expresa de la embajada de Argentina en Tailandia recomendando mantener solo informada a la familia cercana”, publicó la empresa Pura Vida mediante un comunicado en Facebook.

loading...

Deje un Comentario

avatar
  Suscribete  
Notificar para