El Ministerio de Salud de la nación confirmó el jueves que hay 87 nuevos casos positivos de COVID-19 y que el número de infectados ha aumentado a 589 en todo el país.

De los nuevos confirmados, 30 son de la ciudad de Buenos Aires, 27 de la provincia de Buenos Aires, 12 de Santa Fe, 3 de Chaco, 3 de Córdoba, 3 de Tierra del Fuego, 3 de Neuquén, 2 de Jujuy, 2 de Santa Cruz, 1 de Mendoza y 1 de San Luis

Hasta el momento, en Argentina se registraron 12 muertes. Hace pocas horas, tras los resultados del hisopado efectuado el 19 de marzo, se confirmó que el empresario chaqueño -fallecido ayer, luego del mediodía- dio positivo por coronavirus. Rubén Bercovich tenía 59 años y había viajado durante 15 días por Estados Unidos para tratar su cáncer de laringe. Padre de tres hijos, regresó el 9 de marzo al país y a los pocos días comenzó a tener los síntomas del virus.

Con el Informe # 23, el Ministerio de Salud de la nación también reveló que a las nueve muertes confirmadas durante el día, se agregaron tres más. Son dos hombres de la provincia de Buenos Aires, uno de 89 y otro de 78, y una mujer de 82 años de la ciudad de Buenos Aires.

La primera muerte ocurrió el 7 de marzo y fue un hombre de 64 años que llegó al Hospital Argerich. El 13 de marzo, otro hombre de Resistencia, Chaco, de 61 años, murió en una clínica privada. El 19 de marzo se confirmó la tercera muerte: un hombre de 64 años ingresado en el Instituto Argentino de Diagnóstico, en la ciudad autónoma de Buenos Aires.

La cuarta confirmación llegó el sábado 22 de marzo. Era una mujer de 67 años que fue hospitalizada en la clínica de Güemes, en la ciudad de Luján, Buenos Aires. El martes pasado en Mar del Plata fue un hombre de 71 años que «participó en el día 14 de hospitalización y el día 12 de asistencia respiratoria en una clínica local, la quinta confirmación. El mismo día, el sexto, nuevamente en Chaco, fue reportado : un abogado de 53 años que tuvo contacto directo con una mujer que había viajado a España y regresó favorablemente.

Los últimos dos casos se confirmaron ayer: una mujer de 81 años que estaba internada en el Sanatorio Otamendi de la ciudad Autónoma de Buenos Aires y había mantenido contacto estrecho con otro enfermo de 82 años, quien había regresado recientemente de los Estados Unidos y aún permanece aislado en el Sanatorio Agote. La octava muerte fue la de otra mujer, de 73 años, con antecedentes de obesidad, diabetes e hipertensión.

De los nuevos casos, 37 corresponden a personas con antecedentes de viaje a zonas con transmisión comunitaria, mientras que 24 son contactos estrechos de casos confirmados y 26 se encuentran en investigación para determinar el antecedente epidemiológico.

De esta forma, los distritos que aún no informaron casos son: Chubut, Catamarca, Formosa, San Juan y La Rioja.

El nuevo comunicado indicó que “en Argentina la mayoría de los casos son importados y se detecta transmisión local en conglomerados. Se identifica el inicio de transmisión comunitaria en la región del AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) y Chaco. En nuestro país coexisten estrategias de contención y mitigación de mortalidad y transmisión”.

Ayer, el presidente Alberto Fernández anunció que se frenarán los vuelos de repatriación por temor a la propagación del COVID-19, por lo que al menos 10 mil personas seguirán varadas en Europa, Estados Unidos, Cuba, República Dominicana, España, India, Perú, Punta Cana y México, entre otros destinos.

En el anuncio, el mandatario manifestó que “en lo inmediato, salvo algún caso excepcional que lo justifique, van a tener que quedar esperando el momento del regreso. Por ahora los regresos están suspendidos, y la entrada por las fronteras también. Estamos tratando de reglamentar el ingreso de los mayores de 65 años. El resto que esperen un poco”.

Compartir en Fevalike