Abdicación de Akihito en Japón: el Trono del Crisantemo y las otras 6 monarquías más antiguas del mundo | Mundo | Asia

97

La monarquía más antigua del mundo empezó una nueva «era» este miércoles.

El periodo, que recibirá el nombre de «Reiwa» (orden y armonía), empezó cuando Naruhito se convirtió oficialmente en el nuevo emperador de Japón tras suceder a su padre, Akihito, quien abdicó este martes.

►Quién es Naruhito, el nuevo emperador de Japón que lleva al país a una nueva era

►Akihito abdica formalmente al trono y Naruhito ya es emperador de Japón

►Naruhito promete seguir el curso de Akihito como emperador de Japón

Akihito es el primer ocupante del Trono del Crisantemo en abdicar en cerca de 200 años.

La historia de la realeza japonesa se remonta varios siglos en el tiempo, como otras casas reales en el mundo.

Aquí te contamos cuáles son las monarquías más antiguas del planeta que siguen reinando:

7. Suecia

El origen de la monarquía sueca se remonta hasta unos 1.000 años atrás.

El primer rey del que se tiene noticia es Erik Segersäll, que se cree que gobernó entre los años 970 y 995.

También te puede interesar  "A Vox le pido": Partido de ultraderecha español manipuló canción de Juanes y desató enojo del cantante | Mundo | Actualidad

Carlos XVI Gustavo y Silvia son los actuales reyes de Suecia, pero la familia real es solo un símbolo unificador de la nación.

El país se gobierna a través de una democracia parlamentaria.

6. Dinamarca

La monarquía danesa puede rastrearse hasta el siglo X, cuando reinaron Gorm El Viejo, nacido alrededor del año 900, y Harald Bluetooth, nacido cerca del 940.

Margarita II, la actual reina, y su familia real desempeñan un papel simbólico y funciones representativas dentro y fuera del país.

El gobierno de Dinamarca es una democracia parlamentaria.

5. Noruega

Este país señala como fecha de inicio de su monarquía el año 885, cuando Harald Fairhair, considerado como el primer rey noruego, unió los territorios de la actual Noruega en un solo dominio.

Desde 1905, la Casa Glücksburg ocupa el trono noruego y los reyes Harald y Sonia son los actuales monarcas.

Hoy en día, Noruega es una monarquía constitucional en la que los nobles cumplen solo funciones representativas y ceremoniales.

4. Inglaterra

La monarquía británica ubica sus inicios en los reinados sajones, y rastrea su origen hasta el Egbert, rey de Wessex entre el 802 y el 839.

También te puede interesar  Las mujeres y niños que escapan del último bastión del Estado Islámico

Egbert es descrito como el más poderoso de los gobernantes de esa época de los territorios de la actual Inglaterra.

Una serie de reyes se sucedieron hasta que a inicios del siglo XVIII, Inglaterra y Escocia se unieron en el Reino de Gran Bretaña.

Ana fue la primera monarca de este territorio.

El país es actualmente una monarquía parlamentaria y la reina Isabel II no tiene poderes de decisión reales.

3. Camboya

Los historiadores sitúan el nacimiento de la monarquía en Camboya en el 802, cuando Jayavarman II se convirtió en rey.

Se le considera como el fundador del imperio jemer o camboyano, del que el actual país de Camboya es heredero.

Hoy en día, Norodom Sihamoní es el rey constitucional y vitalicio de Camboya, pero el país también cuenta con un primer ministro.

Un consejo real elige a los monarcas entre los varones mayores de 30 años descendientes de la dinastía Norodom.

2. Marruecos

La primera dinastía que reinó en el actual territorio de Marruecos fue aquella conocida como Idris.

También te puede interesar  Familiares y amigos de Sala emprenden su propia búsqueda

El rey Idris I gobernó entre el año 789 y el 791, después de conquistar a un grupo de tribus bereberes.

Su hijo, Idris II, fundó Fez, una de las principales ciudades del Marruecos actual, y luego siguieron distintas dinastías en el trono.

Mohammed VI es el actual rey de Marruecos y el país funciona como una monarquía constitucional.

1. Japón

Según la leyenda, la monarquía de Japón existe desde aproximadamente el año 600 a.C. cuando Jimmu, hijo de Amaterasu, la diosa del sol, se convirtió en emperador.

Los emperadores posteriores mantuvieron con la tradición de llamarse descendientes de Amaterasu.

Pero Hirohito, el padre de Akihito, renunció públicamente a su divinidad al final de la Segunda Guerra Mundial, como parte de la rendición de Japón.

Según la Constitución de posguerra de Japón, el emperador no es el jefe de Estado del país, si no el «símbolo del Estado y la unidad del pueblo».

El que gobierna es el primer ministro, cargo que actualmente ocupa Shinzo Abe.