Escribe Jeremías Ponce Segovia

Los síntomas más comunes del nuevo coronavirus (Covid-19) son fiebre, tos seca y falta de aliento. Pero hay otros indicadores que no deben pasarse por alto: una nueva investigación indica síntomas gastrointestinales en algunos pacientes.

La transmisión fecal-oral también es posible, según dos informes publicados en la revista médica Gastroenterology. Los investigadores descubren que el ARN y las proteínas del SARS-CoV-2, la causa viral del COVID-19, se eliminan en las heces temprano en la infección, pero persisten después de que los síntomas respiratorios disminuyen.

«Hay evidencia del virus en las heces, pero no hay evidencia de virus infeccioso», explicó a Medscape David Johnson, profesor de Medicina y jefe de Gastroenterología de la Escuela de Medicina del Este de Virginia en Norfolk, sobre este descubrimiento preliminar. No es algo inesperado ya que antes tanto el SARS como el MERS, ambos coronavirus, se encuentran en las materias fecales.

Hay evidencia del virus en las heces, pero no hay evidencia de virus infeccioso, explica uno de los expertos. (Foto: AFP / Mauro Pimentel)
Hay evidencia del virus en las heces, pero no hay evidencia de virus infeccioso, explica uno de los expertos. (Foto: AFP / Mauro Pimentel) 

A medida que el virus comenzó a extenderse más allá de las fronteras chinas, los médicos comenzaron a notar síntomas gastrointestinales débiles, como diarrea, náuseas, vómitos y dolor abdominal en algunos pacientes, que incluso precedieron a los síntomas principales descritos en el primer párrafo.

El primer paciente que dio positivo en los Estados Unidos declaró que tenía dos días de náuseas y vómitos, con ARN viral detectado en muestras fecales y respiratorias, según un informe anterior. Pero tanto Jinyang Gu de la Facultad de Medicina de la Universidad Jiao Tong de Shanghai en Shanghái como sus colegas advierten que las investigaciones iniciales probablemente no habrían considerado casos que inicialmente solo aparecían como síntomas gastrointestinales leves.

«Se deben hacer muchos esfuerzos para estar alerta sobre los síntomas digestivos iniciales de COVID-19 para la detección temprana, diagnóstico temprano, aislamiento temprano e intervención temprana», determinaron Gu y sus colegas.

Se deba tener en cuenta la prevención de la transmisión fecal-oral para controlar la propagacion del virus.

En el segundo artículo publicado, Fei Xiao, de la Universidad Sun Yat-sen en la provincia de Guangdong, China, y sus colegas detectaron ARN viral en muestras de la boca, nariz, garganta, orina y heces de73 pacientes hospitalizados durante las primeras dos semanas de febrero.

Del total de los hospitalizados, 39 (53,24 por ciento; 25 hombres y 14 mujeres) tenían ARN viral en sus heces, presente de uno a doce días. 17 (23.29 por ciento) de los pacientes continuaron teniendo ARN viral en sus heces después de que los síntomas respiratorios habían mejorado.

“Por lo tanto, la transmisión fecal-oral podría ser una ruta adicional para la propagación viral. Se debe tener en cuenta la prevención de esta transmisión para controlar la propagación del virus”, explican los expertos en el estudio.

Compartir en Fevalike [wowonder_share]