Luego de firmar un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) para establecer la cuarentena obligatoria del coronavirus a los que regresan de países en riesgo, Alberto Fernández predijo que aquellos que no respeten esta medida serán condenados «por haber surgido en un delitos contra la salud pública «.

“No podemos poner en cuarentena voluntariamente, debe ser obligatorio. Toda persona que provenga de un área peligrosa debe llegar y encerrarse durante 14 días. Si la bancarrota será condenada por aparecer en un delito de salud pública que propaga una infección en la sociedad «, explicó el presidente en diálogo con C5N.

Sobre este tema insistió: “Hay un artículo en el Código Penal, 205 si no me equivoco, que dice que se castigará a una persona que, por su actitud, expone la salud pública. Este es el caso: una persona que porta el virus y no se somete a cuarentena. »

El artículo 205 establece específicamente: «Cualquiera que viole las medidas tomadas por las autoridades competentes para prevenir la introducción o propagación de una epidemia será castigado con prisión de seis meses a dos años». Además, 239 declara: «Cualquier persona que se resista o se oponga a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones o que brinde asistencia a petición suya o en virtud de una obligación será castigado con una pena de prisión de quince días a un año. legalmente. »

Al comienzo de la entrevista, el presidente reconoció que no esperaban que el virus se desarrollara en Buenos Aires en el verano debido a las altas temperaturas: “Hace dos meses en la Antártida, en nuestras bases, fueron prevenidos. Nunca pensamos que podría desarrollarse en ciudades como Buenos Aires con más de 30 temperaturas.

En la misma línea, y consultado por las declaraciones del ministro de salud, quien había sido sorprendido por el progreso del virus, el presidente afirmó: «El único problema de comunicación es que Ginés (González García) fue muy honesto. Todos los datos indican que es un virus que no sobrevive a 26 grados. Creemos que en Argentina, donde la temperatura siempre fue del orden de 30 grados, el riesgo se minimizó «.

Compartir en Fevalike