La Aduana debe ser abierta, analista, en contacto con los operadores, liderar el comercio exterior y facilitar las operaciones, sin perjuicio del control y recaudación de impuestos, dijo su director, Jaime Borgiani, en la inauguración de las IV Jornadas de Derecho Aduanero. La ministra de Economía, Azucena Arbeleche, elogió la labor de este organismo para mejorar y ampliar el comercio y el flujo de mercancías en Uruguay en tiempos de pandemia.

Organizado por la Dirección Nacional de Aduanas (DNA), el caso se desarrolló este jueves 17, en modalidad virtual. También estuvieron presentes el fiscal y procurador general de la Nación, Jorge Díaz, y el subdirector de la División Técnica Fiscal de la Dirección General de Tributación, Leonardo Bon, así como representantes de otras instituciones públicas y privadas.

La normativa aduanera proyectada en la ley de presupuesto y las medidas tomadas ante la pandemia en materia aduanera y tributaria fueron los temas abordados.

Para el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), la interacción entre el sector público-privado, la academia, quienes diseñan e implementan la política aduanera y los operadores es fundamental, ya que permite revisar constantemente la normativa vigente, lo que contribuye a más y mayor comercio y flujo de mercancías, dijo Arbeleche.

‘Este día nos encuentra en un año muy especial donde Aduanas ha podido dar una respuesta muy efectiva y rápida desde el inicio de la pandemia”, señaló. El secretario de Estado recordó que desde el 13 de marzo viene trabajando en conjunto con la DNA para desarrollar una serie de artículos que desde el 10 de diciembre constituyen la ley nacional de presupuesto.

También destacó que esta semana es especial para el comercio exterior de Uruguay, ya que el país ha terminado la presidencia temporal del Mercosur. ‘Hemos demostrado cómo ha avanzado el país y estamos más cerca del principal objetivo que nos planteamos como bloque este semestre, que fue el Acuerdo de Mercurio de la Unión Europea”, agregó.

Mencionó que Uruguay había pedido un Mercury más flexible, eficiente y realista. ‘Necesitamos resultados concretos y, en ese sentido, estamos abriendo la discusión a otras posibilidades de relación con el mundo exterior”, dijo. También informó que, durante la cumbre, se compartió el avance interno del bloque aduanero y dio como ejemplo la gestión de cuotas.

En tanto, el Director de Aduanas explicó que la jornada se enmarca dentro de las funciones y tareas de contar con una aduana moderna y difundir el conocimiento del comercio exterior a los operadores públicos y privados, promoviendo la transparencia, así como profesionalizándolo y haciéndolo más técnico.

‘Necesitamos tener una aduana abierta, analista, en contacto con los operadores, que lidere el comercio exterior de acuerdo con los lineamientos emitidos por el Ministerio de Economía, facilitando las operaciones, sin perjuicio del necesario control y cobranza”, agregó Borgiani.

Comentar