La muerte de Lara Arreguiz, de 22 años, quien vive en la provincia de Santa Fe, conmovió a Argentina con el incidente de la muerte de una joven de Covid, quien se encontraba tendida en el piso de un hospital para recibir tratamiento en Argentina. Este veterinario que se ofrecía como voluntario para la ONG SOS Caballos era insulinodependiente y falleció una semana después de contraer el covid-19, durante el cual realizó una peregrinación a los centros de salud para buscar una cama.

La imagen que conmovió a la sociedad es la de Lara tirada en el piso del hospital Nuevo Iturraspe. La foto fue tomada cuatro días antes de su muerte, luego de ser trasladado a otro hospital, en la sala, luego en una zona intermedia y finalmente en la unidad de cuidados intensivos.

¿Falta de atención temprana?

La joven comenzó con síntomas el 13 de mayo, y sus padres la llevaron al centro de salud Protomédico en Santa Fe. Se sentaron en una silla de ruedas durante cuatro horas porque no había cama, según el testimonio de su padre a Info Mercury. Le preparó un plato y le hizo una cita para que le hicieran una prueba de coronavirus tres días después.

Así, la mandaron a casa y finalmente dio positivo en covid-19 a la vez que las radiografías mostraban una pulmonía bilateral. Entonces fue cuando sus padres decidieron trasladarla al hospital Iturraspe, el lunes 17 de mayo, después de que el domingo también les comunicasen la falta de camas. Allí tuvo lugar la fotografía que se ha convertido en un símbolo del colapso sanitario por la pandemia de coronavirus en Argentina.

Mientras esperaba se sintió mal: «Luego de que le dieran oxígeno, se recompuso, aunque no pudieron darle una cama y debió acostarse en el piso porque no aguantaba más», relata su padre. Tras varias horas, según sus familiares, le dieron una cama.

Poco después fue trasladada a otro hospital, donde la pasaron a una sala intermedia para controlar su diabetes. Allí permaneció hasta el día 20, cuando fue pasada a terapia intensiva, donde falleció a las 3 de la mañana del día siguiente.

Los padres de Lara han contado a los medios de comunicación que la falta de atención temprana pudo ser un agravante para su cuadro. La madre ha explicado que su hija estuvo horas esperando en el pasillo donde se tomó la instantánea en el suelo: «Yo entiendo el colapso sanitario, pero me duele haberla visto tirada en el piso sin respirar y que nadie haga nada», sostuvo.

«Si mi hija hubiese sido internada el primer día, el domingo, en una terapia con un suero, antibiótico y controlando su azúcar tal vez, o tal vez no, esté hoy», aseguró la mujer en declaraciones al canal de noticias TN.

La versión del hospital: atendida correctamente
La versión del hospital Iturraspe, por boca de su director, Francisco Villano, es que Lara fue tratada correctamente desde que ingresó en el centro. También en declaraciones a TN, Villano afirmó que la joven no esperó más de 30 minutos y que «aparentemente decidió ella esperar en el piso» a ser atendida.

Según esta versión, Lara ingresó a mediodía de ese lunes y tras ser admitida esperó en un área covid. Fue evaluada en primer lugar por una enfermera, y tras 30 minutos, por un médico del área de la guardia central.

Villano también relató cómo en el área de aislamiento se suministró a la joven oxígeno, suero y otras atenciones hasta que le consiguieron una cama de internación en un hospital del sector público de Santa Fe.

«La paciente fue atendida dentro de los tiempos del protocolo que hoy tenemos. Ese día fue un día terrible dentro del hospital, pero Lara fue atendida dentro de los 30 minutos y fue adecuadamente atendida en este hospital y en el otro hospital», sostuvo Villano.

Colapso en Santa Fe
Este domingo por la tarde solo quedaban tres camas de UCI en la capital de Santa Fe en el sector público, según revelan medios locales, es decir, se encontraban ocupadas 109 de 112 disponibles. El sector privado se encuentra menos tensionado, con una ocupación del 61 %.

Argentina se encuentra a mitad del estricto confinamiento de nueve días decretado por el Gobierno de Alberto Fernández el pasado 20 de mayo. En Santa Fe las clases están suspendidas en todos los niveles en los departamentos La Capital, Rosario y San Lorenzo desde dos días antes.

Desde el inicio de la pandemia el país ha registrado 74.480 fallecimientos y más de 3,5 millones de positivos. Aunque los primeros han experimentado un ligerísimo descenso del 0,3 % en los últimos siete días, los contagios continúan aumentando y en la última semana se han diagnosticado más de 190.000, lo que significa un incremento del 31 % con respecto a la semana anterior.

Deja un comentario

Si te ha gustado, dale un "Me Gusta"






🤞 ¡No te pierdas nada!

¡No enviamos spam! Lee más en nuestra política de privacidad