Asesinos, sicarios, descuartizadores: lo que el progresismo engendró en 15 años

900
IMAGEN ILUSTRATIVA

Por Teresa Lozano Suarez: La delincuencia en el país sigue golpeando y modificado duramente la vida de miles de uruguayos. Lo que parecía ser una sensación térmica, se ha convertido en la realidad más cruel de la historia.

Uruguay ha sido testigo en los últimos diez años, de actos de violencia, muertes, asesinatos a mano armada, comerciantes que son acuchillados o baleados a sangre fría, policías que pierden la vida, inocentes que mueren en balaceras o en enfrentamientos entre bandas, turistas apuñalados, sicarios y descuartizadores entre otros. La nomina es interminable para lograr calificar con algún adjetivo los actos más repudiables de violencia en el país.

También te puede interesar  Dos policías lesionados tras detener a un hombre en Barrio la Tablada en Salto

Muchos uruguayos han perdido las esperanzas de soñar con ver a éste pedacito de tierra próspero, de oportunidades y seguro, en donde se pudiera ver crecer a nuestros hijos en paz, con educación y lejos de esa bruma de terror y amenazas que un puñado de delincuentes, sigilosamente controla y asecha en cada rincón de Uruguay sin que nadie pueda controlarlos.

Pareciera ser que la vida de las personas fuese una especie de lotería en que tu bolilla fue sorteada para morir en manos de la delincuencia. Este es el Uruguay en el que nos encontramos, este es el Uruguay que jamás se soñó.

También te puede interesar  Maestros de la Escuela 88 debieron afrontar a baldes la lluvia por falta de mantenimiento