El enfrentamiento entre un médico del Hospital de Salto y las autoridades de la Administración Nacional de Servicios de Salud (ASSE) agregó un nuevo apartado de denuncias de irregularidades. Uno de los episodios detonantes fue la presunta extorsión a cargo del gerente general de ASSE, Eduardo Henderson, denunciada por el cirujano titular grado III Martín Salvatierra, luego de que en una conversación privada este le ofreciera “dejar por el camino” el inicio de un sumario en su contra si aceptaba abandonar el centro asistencial salteño

Según informa el Semanario Búsqueda, Salvatierra dijo que claramente existe una persecución política con la finalidad de «echarlo», porque al parecer el médico tiene información sobre una lista de cirugías que fueron «alteradas» con el objetivo de maquillar una cantidad determinadas de ellas y que estaban atrasadas pero no se le dio aviso a los pacientes.

En abril de 2020, Salvatierra fue relevado de sus funciones como jefe interino del quirófano quirúrgico del Hospital de Salto. Unas semanas más tarde, incluso con acceso a los servicios informáticos del centro de salud, el cirujano notó una fuerte caída en el número de operaciones pendientes. «Noté que hubo al menos una disminución de 200 operaciones lo que significa que no realizaron operaciones en el transcurso de dos semanas», dijo Salvatierra.


En ese momento, el médico se puso en contacto con un funcionario capacitado en manejo de registros computarizados en el Centro de Coordinación Quirúrgica Centralizada (CQC). Salvatierra mantuvo una conversación con la funcionaria a través de WhatsApp. Preguntó si se trataba de una “depuración” de la lista. El funcionario respondió que se trataba de una «orden» de la dirección regional de ASSE“. ¿Pero el criterio es gente con exámenes viejos?”, le preguntó Salvatierra en esa conversación. “El criterio fue pacientes con exámenes ya con más de 180 días y aquellos que no tenían directamente paraclínica”, respondió la administrativa. Salvatierra entonces escribió que les tendrían que haber avisado a los pacientes y familiares. La funcionaria le respondió que “no lo hicieron” y que tampoco le “pidieron que lo haga”.

El cirujano salteño reconoció que paso por alto haber realizado la denuncia por escrito a las autoridades.

A todo esto, algunos legisladores locales, harán llegar el tema a la Comisión de Salud de la Cámara de Representantes para que Cipriani “dé las respuestas que la gente exige, esclarezca los hechos, y pruebe las acusaciones que son de público conocimiento”.

En los últimos días el presidente de ASSE se refirió al asunto de las operaciones postergadas. En rueda de prensa dijo que desde que el Ministerio de Salud Pública (MSP) permitió que se vuelva a operar hay unas 4.800 personas en lista de espera. “Lo que estamos haciendo es maximizar las estructuras de los hospitales que fueron potenciados y el Centro Covid 2. Lo hemos transformado en un centro quirúrgico de tres salas para disminuir rápidamente esta lista y el Hospital Español, que empezó a operar también con cirugías del día”, destacó.

“Sabemos que este número va a aumentar porque empezaron las consultas y al empezar las consultas va a haber un número mayor de demanda. Nos estamos poniendo al día en especialidades atrasadas”, concluyó.

Comentar

Si te gusto la noticia compártela en tus redes sociales o puedes seguirnos a través de Facebook o Twitter.