Inicio Internacionales Autoridades de Hong Kong 'lavan el cerebro' a activistas prodemocracia condenados

Autoridades de Hong Kong 'lavan el cerebro' a activistas prodemocracia condenados

8
0
(0)

El Departamento de Servicios Correccionales de Hong Kong está utilizando medidas catalogadas como «lavado de cerebro» para «desradicalizar» a los manifestantes prodemocráticos encarcelados allí, dijeron dos activistas y exprisioneros al servicio chino de la Voz de América.

El término «desradicalizar» y las tácticas son similares a las que las autoridades chinas han utilizado en Xinjiang, donde 1 millón de uigures y otras minorías, en su mayoría musulmanas, están recluidos en campos de internamiento.

Los dos residente en Hong Kong entrevistados dijeron a la VOA que, mientras cumplían sus sentencias, las autoridades los obligaron a ver videos en los que elogiaban a China mientras los trabajadores sociales del gobierno intentaban cambiar sus puntos de vista políticos.

Beijing tomó medidas enérgicas contra el movimiento a favor de la democracia de Hong Kong en 2020 con la aprobación de una ley de seguridad que se centró en muchos de los derechos, como la libertad de prensa, que diferenciaban a Hong Kong del resto de China.

Los defensores de los derechos humanos con los que habló la VOA dijeron que las medidas eran similares a las utilizadas en Xinjiang y tenían como objetivo evitar que las personas se opongan o critiquen al gobierno. El uso de estas tácticas continuará si la comunidad internacional no plantea preocupaciones, afirmaron ambos activistas.

Wong Kwok-hing, comisionado del Departamento de Servicios Correccionales de Hong Kong, dijo en respuestas a los legisladores de Hong Kong el 14 de abril que el departamento identificará las necesidades especiales de cada recluso durante el proceso de desradicalización y vinculará a cada recluso con un programa de rehabilitación adecuado para poder para ayudar a los presos a restablecer los valores correctos para reemplazar los «pensamientos y comportamientos radicales».

El programa vinculará a los reclusos «con programas de rehabilitación apropiados basados en tres direcciones de rehabilitación enfocadas en: la comprensión de la historia china y la educación nacional, reconstrucción psicológica y restablecimiento de valores, planificación de la vida y reconstrucción de las relaciones familiares, con miras a establecer objetivos por etapa para que logren desradicalizarse progresivamente», dijeron.

El departamento dijo que hasta fines de febrero, 250 reclusos han «participado activamente en estos programas de forma voluntaria» y la reacción ha sido «positiva y favorable», según las respuestas.

El programa opera en dos vías: «Laboratorio de Jóvenes» para que los reclusos jóvenes «se sometan a rehabilitación y reconstrucción psicológica» y el «Camino Psicológico al Cambio» que proporciona «terapias personalizadas» para reclusos adultos.

La VOA habló con dos exprisioneros sobre sus experiencias de «desradicalización». Ambos solicitaron seudónimos y el uso de pocos datos personales por temor a represalias del gobierno.

Wai Kwan, un exprisionero, dijo a la VOA que fueron invitados a unirse al programa y se unieron voluntariamente, sin saber que tendrían que ver un video patriótico mientras participaban en un programa de capacitación profesional mientras estaban en prisión.

Según ellos, las sesiones de dos horas para adultos condenados se centraron principalmente en técnicas exitosas de entrevistas de trabajo, pero durante los últimos 30 minutos, los reclusos debían ver No Poverty Land, una serie de 12 episodios realizada por TVB en 2021 que se centra en los supuestos esfuerzos de Beijing para aliviar la pobreza en áreas remotas de China. TVB es una de las mayores empresas de televisión de Hong Kong.

Li Ruigang, exsecretario general adjunto del Comité Municipal de Shanghái del Partido Comunista Chino (PCCh), es uno de los principales accionistas de TVB.

El video no tenía nada que ver con la formación profesional, dijo el exrecluso, y agregó que «el programa básicamente decía que todas esas personas pobres están trabajando muy duro para salir de la pobreza».

Los domingos, a los reclusos se les permitía ver una película, pero antes de la atracción principal, las autoridades «reproducían algunos clips producidos por TVB, básicamente diciendo lo buena que es China, lo avanzada que es la tecnología, lo conveniente que es su transporte y lo increíble que es su comida». Los videos previos a la película tenían una duración de 30 a 45 minutos.

Siu Yu fue sentenciado por su participación en movimientos sociales y permaneció en un centro de rehabilitación establecido por el Departamento de Servicios Correccionales para presos de 14 a 21 años.

“Creo que es un lavado de cerebro”, le dijeron al servicio chino de la VOA. «Todas las mañanas, durante el desayuno, veíamos estos programas sobre la tecnología avanzada de China. Estaba todo el tiempo, una y otra vez».

Los trabajadores sociales asignados a su caso les preguntaron sobre el movimiento a favor de la democracia, dijeron.

«Eran tan chismosos que me preguntaban qué había hecho exactamente, si alguna vez tuve armas, cuál es mi opinión sobre el movimiento social y si me arrepiento de lo que hice», dijeron.

“A veces pensaba que solo estaban charlando, pero (las conversaciones) siempre terminaban con lo buena que es la vida en (China)”, continuaron diciendo.

Luke de Pulford, activista de derechos humanos y coordinador de la Alianza Interparlamentaria sobre China, dijo que las tácticas utilizadas en estas prisiones de Hong Kong son muy similares a las tácticas que ya utilizan las autoridades de China.

[Reporte de Kris Cheng]

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.


Este artículo puede estar sujeto a derechos de autor publicado en nuestro sitio por terceros Fuente

Rellene el formulario para recibir las noticias por WhatsApp
 
Le enviaremos las últimas noticias de forma exclusiva directamente a su teléfono celular
 
Ejemplo: 099 123 456 - Del exterior: +1 123 456

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?