Un bebé de un mes se encuentra internado en CTI con COVID-19 en el Hospital Pereira Rossell.

Se trata de una criatura que nació de forma prematura y con bajo peso, y su madre había dado positivo a COVID-19 tras realizarse los controles para ingresar al centro de salud.

Horas después de la cesárea, el recién nacido fue sometido a un hisopado, que dio negativo. Posteriormente, tanto la madre como su bebé evolucionaron bien y fueron dados de alta.

Sin embargo, días más tarde los padres regresaron al hospital porque el bebé presentaba un cuadro respiratorio. Allí se le practicó un nuevo hisopado, que finalmente dio positivo.

Fuentes del centro hospitalario indicaron a Telenoche que la prematurez y el bajo peso del bebé influyeron en que su estado de salud sea delicado.

Ante esta situación, las autoridades de ASSE realizarán una conferencia de prensa este jueves para informar sobre los detalles de este caso.