Escribe: Juan Pablo Chavarría Portillo

El trágico evento tuvo lugar el sábado por la tarde en una granja en el área de paso Ramos en los ejidos de Dolores.

Como informó el medio local Agesor, un hombre de 71 años identificado como D.J.D.D, electrificó un área de cableado de su propiedad en su hogar para evitar el robo repetido de papas en sus tierras.

La electricidad le costó la vida a un niño menor de 15 años, que recibió una descarga letal mientras intentaba ingresar al lugar.

La policía descubrió que la portera del establecimiento tenía dos cables conectados a una toma de corriente en la casa del septuagenario «se desconoce su voltaje». Se llamó al personal de UTE para cortar el suministro eléctrico al sitio.

Según la columna mencionada anteriormente, en sus primeras declaraciones, el propietario trató de culpar del episodio a sus empleados, pero finalmente admitió su responsabilidad. El fiscal ha decidido liberarlo por el momento.

El cuerpo del niño fue reconocido por un familiar que vive en el área y resulto ser J.I.B.B. de 15 años de edad domiciliado en la ciudad de Dolores. Este familiar, en cambio, asistió en nombre de la madre del difunto, «porque estaba en crisis nerviosa».

El dueño del lugar dijo que dijo que el campo estaba con pastores eléctricos para proteger a los animales y unas 300 bolsas de papas y 100 semillas por un valor de $ 33 cada una que tenía en la propiedad.

También declaró, que no tenía conexión con la víctima y que la instalación la realizó él mismo, así como todas las conexiones eléctricas en su granja.

El menor fue enterrado el domingo a las 4 p.m. Los procedimientos legales continúan.

Compartir en Fevalike