Inicio Internacionales ¿Cómo afecta la paridad entre el euro y el dólar al turismo...

¿Cómo afecta la paridad entre el euro y el dólar al turismo en Europa?

103
descarga

Como resultado a la paridad alcanzada entre el euro y el dólar el pasado mes de julio, lugares tan populares como el Coliseo de Roma, la Torre Eiffel en París o el Museo Del Prado en Madrid ahora están más cerca del alcance de quienes manejan el dólar como moneda.

Es por eso que muchos estadounidenses han decidido aprovechar la bajada de precios y cruzar el charco para visitar los parajes que siempre habían soñado.

“Cuando normalmente viajas a Europa anticipas altos costos, que vas a gastar más. No ha sido el caso de este viaje, que ha sido divino. Así que hemos sacado ventaja comprando más café, bebidas y comida. Ha sido hermoso” explica desde Barcelona a la Voz de América una turista originaria de Washington D.C., quien se encuentra visitando España tras haber viajado a Croacia, Italia y Grecia.

En los últimos meses, el mercado estadounidense se ha posicionado como uno de los más asiduos en España según expertos:

“En términos generales podríamos decir que es uno de los principales y uno de los que tiene más potencial, sobre todo, en lo que es el turismo vacacional, y no tanto turismo urbano” afirma Carlos Cendra, responsable de ventas y márketing de la plataforma de inteligencia turística Mabrian Technologies, con sede en Menorca.

Precisamente la compañía publicó recientemente un estudio que relaciona la evolución de la paridad entre el euro y el dólar con las búsquedas de vuelos desde EEUU hacia Europa y, especialmente, España:

“En los últimos 13 meses ha habido un incremento de capacidad adquisitiva de los estadounidenses hacia Europa, hacia la zona euro de alrededor de un 20%, eso hace que venir de vacaciones a Europa les cueste un 20% menos. Creemos que esto va a ser un factor diferencial a la hora de que los estadounidenses se decidan en volver a viajar a Europa” dice Cendra, quien también destaca que, a causa del “incremento claro de demanda vacacional”, se han inaugurado nuevas líneas de vuelo directas desde Nueva York hasta destinos de españoles como Palma Mallorca y Tenerife.

En Barcelona, una de las ciudades más visitadas por los turistas internacionales debido a su numerosa oferta gastronómica y cultural, ya nota el aumento de mercados como el estadounidense:

“Ha venido mucha gente de Latinoamérica, de Centroamérica y sobre todo de Estados Unidos. La diferencia euro-dólar se nota” explica Héctor Auce, restaurador en uno de los restaurantes ubicados cerca de la famosa Sagrada Família.

Sin embargo, el profesional afirma que el gasto de los turistas ha decrecido:

“Ha bajado un 20% 25% Teníamos per cápita unos 16 € o 1 € 7 euros y (ahora) estamos hablando alrededor de 12-13 euros”.

Sin embargo, el caso de los turistas latinoamericanos es diferente. A pesar de la caída del euro, ésta moneda sigue siendo más fuerte que las divisas de los países de América Latina, una condición que se ha acentuado en los últimos tiempos debido a la inflación producida por la guerra de Ucrania.

“Siempre es un poco más caro porque el peso colombiano sigue estando más bajito que el euro; pero creo que siempre es una muy buena idea venir a Europa. Es muy lindo y hay muchas cosas para ver” explica Natalie Latorre, una joven colombiana que viajó a Barcelona para visitar unas amistades.

Una opinión similar tiene la también colombiana Marina Marulanda, quien tras pasar unos días en la ciudad catalana afirma que “un poco caras sí que están las cosas”.

“Uno que hace el cambio de moneda tiene que adaptarse a los cambios de la moneda de cada país” dice el hondureño Delvin Sánchez mientras observa la espectacular Sagrada Família.

Por otra parte, para visitantes del bloque europeo con monedas más fuertes que el euro, visitar países como España sigue siendo más rentable económicamente:

“Nosotros que venimos de Londres pagamos la tarjeta en libras y la tarjeta convierte los euros en libras y nos sale mucho más barato” explica Omar, un latinoamericano radicado en Inglaterra, quien además cuenta que, para quienes vienen de esa zona, a pesar de la inflación, viajar a España “sigue siendo más barato”

Los integrantes del sector del turismo tienen todas las esperanzas puestas en este mes de agosto, que suele ser la época de mayor ocupación hotelera. Según el último informe del Instituto Nacional de Estadística (INE), si bien en España la cifra de viajeros aumentó durante los primeros 6 meses del año en comparación a 2021, aún no se alcanzan los números pre-pandemia.

Sin embargo, algunas áreas, como las Islas Baleares, sí que han llegado a superar las cifras registradas antes de la pandemia.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTubey activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Hola,
Encantados de conocerte.

Lo invitamos a registrarse para ser parte de nuestra comunidad y recibir noticias matutinas y notas clave del día por correo electrónico.

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.