Inicio Negocio Comunicación informal: en qué se diferencia de la comunicación formal

Comunicación informal: en qué se diferencia de la comunicación formal

163
descarga

Tanto la comunicación informal como la comunicación formal tienen lugar en cualquier organización, ya sea de negocios o de nuestra vida familiar personal. Pero tenemos que reconocer la diferencia.

La comunicación informal es casual y espontánea, mientras que la comunicación formal es más pensada y preparada a partir de experiencias aprendidas o capacitación organizada que presenta reglas y convenciones autorizadas por la etiqueta comercial y formal.

La comunicación informal proviene de actividades de comunicación fuera de las aprendidas formalmente en el hogar a través de la disciplina, o en la escuela a través de la educación, o en los negocios a través de nuestras propias experiencias personales y capacitación formal.

Cae dentro de la comunicación social de chismes y rumores, conversaciones casuales y actividades interrelacionales fuera de las arenas formales o públicas.

No nos comportamos de la misma manera en el trabajo que en casa o en el juego. Siempre digo que la gente está en su mejor momento en el trabajo. Realmente no conocemos a alguien hasta que nos hemos quedado con ellos fuera del trabajo durante unos días, o incluso unas horas, con algunas personas.

La comunicación informal puede no ser tan confiable como la comunicación formal donde se espera una mayor responsabilidad. En un entorno organizacional, como negocios, asociaciones y similares, la comunicación está conectada con el statu quo oficial o los protocolos de los canales formales de estructura y cultura que se espera que acepte la línea del sistema de informes de gerente/subordinado.

Para comprender la comunicación informal, debemos comprender la comunicación formal y luego darnos cuenta de que la comunicación informal es la que tiene lugar sin la adición formal de convenciones y ceremonias.

En los negocios, las diferentes formas de comunicación formal incluyen la funcionalidad departamental, las actividades que tienen lugar en reuniones y conferencias, la comunicación verbal y escrita a través del teléfono, los memorandos y boletines, etc.

Es seguro reconocer también que la comunicación informal puede ser vulnerable a ser engañosa e imprecisa en su casualidad, consciente o inconsciente. En un entorno formal, las personas se toman el tiempo para reconocer las consecuencias de transmitir cualquier información incorrecta o incompleta. Pero en un entorno informal, la calidad de la comunicación puede verse afectada por una actitud o comportamiento más relajado o descuidado.

Sin embargo, tanto la comunicación formal como la informal se encuentran en una organización, dependiendo del nivel de experiencia empresarial y capacitación que uno posea en su vida personal. Una organización puede hacer un uso eficiente de la comunicación informal al confirmar y afirmar lo que está siendo comunicado por el individuo no capacitado o menos capacitado.

La comunicación informal, al igual que la comunicación formal, puede expresarse de forma verbal o no verbal mediante palabras, tono de voz, signos como miradas y gestos e incluso el silencio. Para el propósito de una comunicación efectiva, uno necesita identificar y afirmar cualquier cosa que pueda ser comunicada, si no está seguro del verdadero significado detrás del comunicador./dmh

Hola,
Encantados de conocerte.

Lo invitamos a registrarse para ser parte de nuestra comunidad y recibir noticias matutinas y notas clave del día por correo electrónico.

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.