El policía que murió a primera hora de la mañana de este domingo en un intento de robo, en el que también murió el hombre que intentó atacar una pizzería en San Carlos, fue despedido el domingo por familiares y amigos.

Las autoridades ministeriales actuales y futuras no participaron del funeral, ya que murió fuera de sus funciones. El trabajador no estaba de servicio y fue asesinado cuando estaba «en la ciudad por la noche».

Joe López, portavoz de la sede de la policía de Maldonado, le dijo a Telemundo que después de la medianoche del sábado, un delincuente disparo dentro del negocio y el policía, «que estaba afuera», se dio cuenta, entro y repelió el ataque.

«Él resultó herido en el brazo y el autor también. El policía en momentos de verificar al delincuente le disparará en el pecho desde el piso», dijo López.

Horas después del hecho, les dijeron que ambos habían tenido un vínculo familiar. La ex pareja del policía fallecido era la hermana del hombre muerto.

López no confirmó que el policía estaba trabajando en un puesto fuera de la oficina y dijo que estaba allí y que «como todos los policías» repelió la agresión. «Somos policías las 24 horas», dijo.

Julio Pereira, de la Asociación de Policías de Maldonado, contó la misma noticia de que es un día triste para la policía en ese departamento.

El jerarca sindical. exigió que las autoridades brinden apoyo y material humano. «Si el centralismo no mira hacia adentro, es imposible», dijo, y comentó que el policía muerto llevó a cabo «horas de ciudad por la noche».