En este sentido, recuerda que los mecanismos de restricción buscan impedir que un auge drástico de la enfermedad «inunde» los hospitales. El objetivo es evitar «que todos se enfermen al mismo tiempo», detalla el médico, si bien considera que «casi todos» se contagiarán «tarde o temprano».

Leikin señala, además, que, si bien el aislamiento solo de los grupos de riesgo ayudaría a reducir la carga en el sistema sanitario, la cuarentena general es más eficaz desde el punto de vista de «la reducción de la carga sobre la población», pues los jóvenes «también se enferman».

Hasta que existan tratamientos aprobados que ayuden a no contagiar el virus o a «deshacerse de él rápidamente», el experto recomienda a las personas «centrarse en la prevención» y no en el tratamiento: lavarse las manos, no contactar con otros, mantener una distancia de dos metros, no visitar lugares muy concurridos, así como consultar a un médico ante los primeros signos de una infección respiratoria.

Zajar Leikin, director médico de la compañía farmacéutica NovaMedika

 

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

 

Compartir en Fevalike [wowonder_share]