El pasado jueves efectivos del Ejército detuvieron a un ciudadano cubano que intentaba ingresar ilegalmente al país.

El hombre fue interceptado en el puesto de control fronterizo ubicado en Bañado Chajá, en el departamento de Rivera, tras haber contratado un taxi que lo llevara hacia la capital riverense.


El detenido, que estaba bajo la órbita de Delitos Complejos de la Jefatura de Policía y a la Fiscalía, dio en las últimas horas positivo a COVID-19.

Esto prendió las alertas en el departamento dado que el hombre estuvo en contacto con varias personas, por lo que se activaron los protocolos correspondientes.

Al momento, decenas de personas fueron puestas en cuarentena y continúan identificando el nexo epidemiológico para frenar una posible propagación del virus.

Comentar

Si te gusto la noticia compártela en tus redes sociales o puedes seguirnos a través de Facebook o Twitter.