La Asamblea Nacional de la Federación de Trabajadores de las Industrias de la Carne y Afines definió una «interrupción sanitaria» entre el 1 y el 8 de abril, porque entiende que en los frigoríficos, las garantías mínimas de seguridad sanitaria no se proporcionan según lo dispuesto por el MSP.

En diálogo con informe nacional, el presidente de Foica, Martín Cardoso, explicó que no es posible respetar la distancia mínima recomendada para minimizar el riesgo de contagio y señaló que no había acuerdo con empresarios para tomar medidas al respecto.

Los trabajadores creen que los empleadores han ignorado la queja, por lo que han decidido, en principio, detener el período durante el cual se estima que habrá un aumento de las infecciones.

Suscribete a nuestra lista de correo!