Ahora que empiezan a llegar los calores estivales es también el tiempo en el que aumentan las intoxicaciones alimentarias y una de las causas de muchos episodios de este tipo tienen que ver con malas prácticas a la hora de descongelar carne.

Y, precisamente, en estos tiempos de coronavirus en los que que para evitar visitas innecesarias al supermercado todos tendemos a acumular algo más de comida en el congelador.

Efectivamente, la congelación es un maravilloso método de conservación para alimentos como la carne que puede aguantar en perfectas condiciones desde un par de meses (piezas grasas como salchichas o panceta) hasta un años (carnes magras como filetes de ternera, pechugas de pollo, etc).

Cómo descongelar carne correctamente

Me consta, porque algunos amigos me han comentado que lo hacen y me imagino que no serán los únicos, que hay gente que descongela la carne en el último momento dejándola fuera de la nevera donde da el solete. Gran error ese, pues haciendo eso estamos dejando la carne a merced de toda clase de bacterias y a una temperatura óptima para que estas se multipliquen rápidamente.

Lo mismo se aplica si es invierno y dejamos la carne cerca de un radiador, otro error que debemos evitar siempre.

La carne solo debe estar fuera de la nevera el tiempo justo para atemperarse, es decir, sacarla de la nevera y dejarla fuera el tiempo justo para que al tocarla no la notemos helada. Esto es verano puede ser cuestión de 20 o 30 minutos en función del grosor de la pieza, y en invierno llevará algo más de tiempo. Pasado ese tiempo debe cocinarse inmediatamente.

Para descongelar correctamente la carne hemos de tener en cuenta lo siguiente:

  • La carne, ya sea cruda o cocinada, debe descongelarse lentamente y de forma natural. Para hacerlo pasamos la carne del congelador a la nevera (por ejemplo, antes de irnos a dormir la noche anterior al día que tengamos previsto utilizarla). Aunque es la forma más lenta de hacerlo es la que mejor conserva los sabores y la textura de la carne.
  • Debido a que la carne descongelada se deteriora más rápidamente que la carne que no ha sido congelada, esta debe cocinarse inmediatamente una vez descongelada.
  • Cuando vayamos a descongelar carne que esté cocinada y congelada con su salsa, podremos descongelar más rápidamente utilizando el programa de descongelación del microondas o en un cazo a fuego lento, pero solo haremos esto en el momento y con la cantidad que vayamos a consumir.

¿Se puede volver a congelar la carne?

No se puede volver a congelar carne cruda que ya haya estado previamente congelada. Es decir, si descongelamos carne que luego no utilizamos, no podemos volver a congelarla.

Sí se puede congelar de nuevo la carne descongelada que haya sido cocinada a altas temperaturas, pues el calor destruye los gérmenes que causan el deterioro de la carne y podremos congelarla de nuevo sin riesgos. Así que ya sabéis, si se descongela carne, hay que cocinarla.

¿Se puede cocinar la carne sin descongelarla antes?

La buena noticia es que si un día se te olvida sacar los filetes del congelador, no tienes que jugarte el tipo dejando la carne bajo el sol. Siguiendo los pasos que os cuento a continuación podéis hacer un entrecot de diez cocinando la carne sacándola directamente del congelador.

  1. Precalentamos el horno a 135ºC.
  2. En una sartén a fuego alto ponemos un fondo de unos 3 milímetros de aceite y cuando esté bien caliente sellamos el trozo de carne durante minuto y medio por cada lado. Por eso es muy importante que la carne haya estado bien envuelta y que no tenga hielo adherido a la superficie, pues si lo tiene, al echarlo en el aceite hirviendo la podemos liar parda.
  3. Una vez que los dos lados están dorados, pasamos la carne a la rejilla del horno, con una bandeja debajo y la dejamos en el horno a 135ºC durante unos 18-20 minutos. Este tiempo será suficiente para que un filete o entrecot de unos 2 centímetros y medio de grosor quede al punto, aunque para calcular el punto que más nos guste lo mejor es usar un termómetro y guiarse por las temperaturas de los distintos puntos de la carne que os dimos para cocinar un entrecot a la plancha.
Compartir en Fevalike