Betsaida, la ciudad en la que de acuerdo a los textos bíblicos Jesús alimentó a miles de personas con dos peces y cinco panes, curó a un ciego y caminó sobre el agua, ha sido encontrada en las cercanías del mar de Galilea, aseguró el profesor Rami Arav, de la Universidad de Nebraska, al diario israelí Haaretz.

Tras más de 30 años de investigación en el área en busca de la ciudad bíblica, Arav sostiene que la ubicación de la antigua localidad se encuentra en el sitio arqueológico de Et-Tell, ubicado en la ribera del río Jordán.

Durante las excavaciones realizadas por los arqueólogos en Et-Tell, han sido desenterradas fortificaciones monumentales, almacenes de alimentos y la puerta de la ciudad, todo ello construido en la Edad de Hierro. Estos vestigios, según los investigadores, pertenecen a la capital del reino de Geshur, que más tarde se convirtió en Betsaida.

De acuerdo a Arav, en el Libro de Josué las ciudades que rodean el mar de Galilea son enumeradas en el sentido de las agujas del reloj empezando por la más grande, llamada Zer, y Et-Ter es el sitio más grande del área.

Asimismo, el investigador afirma que Zer es el nombre original de la antigua ciudad, que en la Biblia debió de traducirse como ‘Tzed’; la palabra significa tanto ‘cacería’ como ‘pesca’ en hebreo, y se cree que de ella deriva el nombre Betsaida.

A pesar de las afirmaciones de Arav, esta no es la única hipótesis existente acerca de la ubicación de Betsaida. Por ejemplo, los profesores Steven Notley del Nyack College de Nueva York y Mordechai Aviam del Kinneret College (Israel) sostienen que los restos de Betsaida se encuentran en el sitio arqueológico de El-Araj, situado sobre la misma ribera que Et-Tell.

Sin embargo, el profesor de la Universidad de Nebraska señala que en El-Araj no se ha encontrado evidencia material de construcciones monumentales de la Edad de Hierro, por lo que sostiene que este sitio no fue más que un campamento romano.

Compartir en Fevalike