Inicio Último Momento Desde una moto delincuentes arrebataron violentamente a una mujer

Desde una moto delincuentes arrebataron violentamente a una mujer

67
0

Una mujer que caminaba por las calles Lavalleja y Matilde Albisu fue víctima de una violenta rapiña por parte de dos motochorros.

Los sujetos, le arrebataron una bolsa que contenía alhajas de acero quirúrgico y la suma de 2500 pesos. Al parecer y pese a lo violento del hecho, no sufrió lesiones.

El hecho ocurrió en la víspera próximo a las 9 de la mañana. Una vez más la violencia es parte del pan nuestro de cada día.

En esta oportunidad y desde arriba de una moto, delincuentes le sustrajeron a la victima pertenecías personales y sin un final trágico; pero no siempre estos actos de violencia culminan en buenos términos al menos, en Salto.

Lo lamentable de estas situaciones es que muchas veces la policía, jamás logra capturarlos y si lo hace, la justicia se encarga de dejarlos en libertad. Una población que debe padecer estos atropellos, provoca situaciones psicológicas de consideración.

La facilidad con la que los ladrones acceden a los hogares y en la calle para cometer sus fechorías tiene, como es lógico, dramáticos efectos sobre la salud mental de sus víctimas. La consecuencia emocional más evidente es el miedo que genera el acto delictivo en sí, pero los robos en viviendas provocan otros daños psicológicos que requerirán de ayuda profesional.

El hecho de que los delincuentes puedan franquear los límites de nuestro hogar para acceder a él nos indica lo frágiles que somos, aun en nuestro hogar, que solemos considerar como uno de los espacios más seguros de nuestra vida. Por eso, cuando atentan contra nuestra seguridad, cuando traspasan la barrera de nuestras cuatro paredes, sentimos un sentimiento de inseguridad tremendo. Y ese sentimiento afecta de manera importante a todo lo que hacemos diariamente, pues incidirá en nuestras relaciones sociales y dañará nuestra estabilidad física y emocional.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Wilson Netto: solo el 43% de los liceales termina el bachillerato

El miedo es un efecto secundario negativo que se produce con el robo, y que nos genera más inseguridad y, por ende, mayor inestabilidad. La angustia provocada por el robo, el recelo y el temor que causan en nuestra mente tiene consecuencias muy negativas sobre nuestra salud. Incrementa la sensación de inseguridad, altera nuestro ciclo de sueños, nos provoca ansiedad, desazón e inquietud y, si no se trata, puede derivar en problemas mayores, como depresión.

Cuando el miedo dirige nuestra vida, mermando nuestra capacidad para relacionarnos con los demás, para salir y entrar con los amigos o para hacer vida normal; cuando nos vemos incapaces de superar el temor a sufrir un nuevo robo y cuando nos encerramos en nosotros mismos debemos buscar ayuda profesional. Es normal que tras un robo en una vivienda sintamos miedo, temor y ansiedad, pero tenemos que buscar herramientas que nos permitan superar esas emociones y recuperar nuestra vida con normalidad. Cuando ello no es posible tenemos que acudir a un psicólogo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Francisco Sanabria procesado con prisión por lavado de activos

Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here