Ciro Pertossi y Maximiliano Thomsen

La fiscal Verónica Zamboni, jefe de la unidad funcional de instrucción (UFI) 6 en Villa Gesell, acusó a dos de los prisioneros de rugby como coautor del asesinato de Fernando Báez Sosa. Consideró a los otros acusados ​​como «participantes necesarios». También ordenó la liberación del último prisionero, Pablo Ventura.

Estos son Máximiliano Thomsen y Ciro Pertossi, quienes enfrentarían una sentencia máxima de cadena perpetua porque el crimen fue calificado como agravado por la «competencia predeterminada de dos o más personas».

Maximiliano Thomsen, de 20 años, es hijo del arquitecto Rosalía Zárate, quien se desempeña como secretario de obras públicas en el municipio de Zárate.

Mientras tanto, Ciro Pertossi, de 19 años, hermano de Luciano, es otro de esos prisioneros. También es primo de Lucas Pertossi, quien dos semanas antes del brutal ataque publicó un controvertido mensaje en las redes sociales. «Fua no tiene nada que ver con los niños (sic), para romper lo que nos perdimos el año pasado», escribió Lucas Pertossi el 4 de enero.

En Zárate, la madre de los hermanos Pertossi trabaja como maestra. Su padre es el jefe del fabricante de automóviles Toyota. Todos los Pertossi fueron interrumpidos por el club el martes. Según lo revelado por algunos vecinos en el área, Pertossi era conocido por haber jugado en episodios violentos antes.

«Esta no es la primera vez que conoce, no en el club en sí, sino en la comunidad de Zárate, la masacre juvenil y sucede que algunos de los protagonistas son los detenidos», dijo Marcelo Urra, representante legal de Náutico Arsenal. .

Te puede interesar  Último Momento: hay 18 nuevos casos de coronavirus en Uruguay

En términos legales, se considera que los participantes necesarios ayudaron o tuvieron algún tipo de comportamiento sin el cual el crimen no podría haberse cometido. Por lo tanto, ellos también tendrían el mismo castigo.

Los diez rugbiers acusados del crimen de Fernando Báez Sosa
Los diez rugbiers acusados del crimen de Fernando Báez Sosa

En Argentina, como se especifica en el artículo 13 del Código Penal, a la persona condenada a cadena perpetua, después de 35 años de condena, se le puede dar libertad mediante resolución judicial «, un informe anterior sobre la dirección de la instalación y el informe pericial que predicen de manera individualizada y favorable su reintegración social ”Con una serie de condiciones. Es decir, en caso de esa pena, los acusados ​​serían liberados después de 53 años.

Los diez jugadores de rugby en el Arsenal Zárate Yacht Club permanecieron en unidades de policía esta tarde, aunque la orden ya solicitaba que fueran transferidos a una unidad de prisión. Pablo Ventura, el último prisionero, fue liberado.

Cinco de ellos están alojados en la segunda estación de policía de Villa Gesell, otros cinco en la primera estación de policía de Pinamar.

Unete a nuestra lista de correo

Recibe noticias y promociones!

Email field is required to subscribe..

Get Widget