El mundo mira hoy con un temor creciente a la India y a Brasil, los dos grandes epicentros de la pandemia de coronavirus a nivel global y focos de nuevas cepas que amenazan con agravar aún más un cuadro ya de por sí preocupante.

En ese marco, el médico neurólogo Miguel Nicolelis, uno de los máximos referentes del mundo científico brasileño, lanzó una advertencia tajante: “Si la comunidad internacional no acude en ayuda de Brasil y la India en forma urgente la pandemia no será controlada en el mundo”.

El destacado neurólogo y miembro de las Academias de Ciencias francesa y brasileña advirtió: “El mundo debe presionar económica y políticamente y tiene que ayudar a Brasil a conseguir más vacunas y medicamentos de emergencia”.

Y añadió: “Tenemos problemas de abastecimiento de medicinas básicas para las Unidades de Terapia Intensiva”.

Una crisis fuera de control

Brasil vive una emergencia sanitaria sin precedentes con más de 70 mil contagios y más de 3 mil muertes por día, según las últimas cifras oficiales del Ministerio de Salud. El país ya alcanzó un récord mensual de fallecidos con unos 68.000 en lo que va del mes, lo que superó la marca anterior de marzo de más de 66.500 víctimas fatales.

“La situación es crítica, extremadamente grave. La pandemia está fuera de control y estamos viendo variantes de virus en varias regiones”, advirtió Nicolelis, profesor de la Universidad de Duke, en Estados Unidos, donde encabeza un grupo de investigadores en el área de neurología.

Nicolelis conoce bien la situación sanitaria de su país. Al comienzo de la pandemia se desempeñó como asesor científico en materia de coronavirus para nueve estados del nordeste del país. Y ahora se muestra muy preocupado por el surgimiento de nuevas cepas igual o más peligrosas que la de Manaos, que azota al Brasil y a todo el Cono Sur del continente.

“Tenemos variantes en el interior de San Pablo, en Minas Gerais y otras que no fueron estudiadas aún. Y asustan. Son muy parecidas a la sudafricana”, alertó.

El científico paulista dijo que la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz) , vinculada al Ministerio de Salud, “identificó a cinco o seis cepas” que están siendo estudiadas para conocer su peligrosidad y grado de contagiosidad.

Y agregó: “En Brasil está también la cepa del Reino Unido, probablemente la sudafricana y no se sabe con certeza si la de California. La duda hoy es si también está presente la de la India”.

“Un riesgo mundial”

La nueva cepa india fue detectada por primera vez en el estado indio de Bengala Occidental y es considerada una doble mutación del virus.

Se estima que es la responsable de la explosión de contagios que vive actualmente la India, con más de 350 mil casos y 2800 muertes diarias por COVID-19 esta semana. La variante ya ha sido identificada en Suiza, Bélgica y República Checa y comienza a encender las alarmas en el mundo entero.

Brasil es la amenaza de toda América Latina y junto con la India somos un riesgo mundial”, advirtió Nicolelis.

Para el experto, los números oficiales que maneja el país asiático están muy por debajo de la realidad: “Hay científicos que alertan que el número de cremaciones en 7 estados de la India es 21 veces mayor que los reportados en forma oficial”.

Cuál es la responsabilidad del gobierno de Jair Bolsonaro en Brasil
Nicolelis dijo que la emergencia sanitaria que atraviesa Brasil se debe “básicamente a que desde el principio el gobierno central no llevó adelante una coordinación para combatir” la pandemia.

El presidente Jair Bolsonaro “minimizó la importancia de la crisis, negó su gravedad y no solo no preparó a Brasil” para la contingencia, sino que además tuvo “actitudes claramente contrarias a lo que debería haber hecho para combatir el virus”.

Y añadió: “Algunos creen que fue hasta intencional. Bolsonaro apostó a la inmunidad de rebaño, independientemente del riesgo de tener centenares de miles de muertos”.

Brasil se acerca hoy a las 400 mil decesos desde el comienzo de la pandemia con más de 14,3 millones de contagios. En varias ciudades hay fuertes restricciones como la prohibición de circulación nocturna vigente en San Pablo, el corazón industrial y económico del país. Frente a esta situación, Bolsonaro amenazó el fin de semana pasado con sacar a las calles a las Fuerzas Armadas para “acabar con esta cobardía del toque de queda”.

Bolsonaro cometió errores graves”, afirmó Nicolelis y concluyó: “Ahora amenazamos a toda América Latina”.