cosse

La bancada de ediles del Partido Nacional (PN) se pronunció sobre el llamado a sala en el que la intendenta de Montevideo, Carolina Cosse, fue convocada para responder “cuestionamientos de su utilización de la Intendencia como plataforma política y ejecutora de campañas de su partido, el Frente Amplio”, tal como reza el comunicado expedido por el grupo.

Para los nacionalistas, las respuestas dadas por Cosse son “insuficientes” y “no fueron acordes a lo que se le había preguntado”.

“La Intendenta centró su exposición en el desarrollo del Plan ABC y un análisis del contexto nacional e internacional, que nada tenían que ver con los motivos por los que fue convocada”, reza el comunicado de la bancada.

Para el PN, al no responder los cuestionamientos hechos sobre la “utilización de la Intendencia como plataforma política” Cosse “demuestra y deja a la vista de todos” que “confunde en su rol, gobierno con partido, erosionando las instituciones y violando la Constitución de la República”.

“Sobre los puntos por los que fue convocada la Intendenta, la ausencia de respuestas reafirma que Carolina Cosse propuso una campaña de donaciones en el marco del aniversario del Frente Amplio, sabiendo que la misma se iba a terminar ejecutando desde el gobierno departamental. La campaña partió de una donación diseñada por ella misma desde su partido político, con una alta exposición personal, para hacer llegar alimentos desde los comités de base, con la intervención de la Intendencia e incluyendo “cartitas” con mensajes partidarios.”, agrega el documento firmado por los ocho ediles blancos.

El texto concluye que Cosse actuó al mismo tiempo como “militante” que como gobernante y que “utilizó al Estado con fines partidarios” lo que, según entienden los legisladores departamentales, “configura una falta ética, una falta de republicanismo y de respeto a las instituciones”.

Por su parte, la bancada de la lista 71 del PN emitió otro comunicado en el que se expresa el rechazo del grupo a las condiciones en las que se realizó el llamado a sala, alegando que por parte de la intendenta hubo primero “excusas para su postergación” y luego de concretarse se usó un “procedimiento que generó demoras e interrupciones” que impidió el desarrollo normal de la reunión. El llamado a sala se realizó de forma virtual, con la intendenta respondiendo a los ediles por medio de una videoconferencia.

Entienden que Cosse evitó responder a las preguntas realizadas, dedicándose a comentar sobre las políticas de su gestión, “desconociendo así al parlamento de Montevideo, sus funciones y su representatividad”. Para los ediles de la 71, la jerarca demostró tener una “actitud poco dispuesta a la transparencia” y a rendir cuentas públicamente. La bancada herrerista llamó a que “se revierta esta impronta” y a “corregir el rumbo en el futuro”.

Comentar