Un abogado en Estados Unidos decidió entablar una demanda en la que busca reparaciones de al menos 20 billones de dólares por «indiferencia insensible y actos maliciosos” del Gobierno chino, que según él, desató el coronavirus como un arma biológica.

El responsable de la demanda es Larry Klayman y su grupo activista, Freedom Watch, que presentó la demanda el pasado martes ante un tribunal en el distrito norte de Texas.

«No hay razón para que el contribuyente americano, contrario al ‘establishment‘ en Washington, tenga que pagar por el tremendo daño causado por el Gobierno chino”, sostuvo el abogado.

“Aunque parece que el virus covid-19 fue liberado en un momento no previsto e inesperado, fue preparado y almacenado como un arma biológica para ser utilizado contra los supuestos enemigos de China, incluido, entre otros, el pueblo de los Estados Unidos”, argumentó Klayman.

Klayman es un abogado conservador que representó a uno de los testigos del caso de Trayvon Martin, un adolescente que fue atacado por la Policía mientras estaba desarmado, y que demandó a la familia de la víctima por daños a terceros.

Además, es el fundador de Judicial Watch y Freedom Watch, e intentó llegar al Senado en Florida a principios de la década de 2000.

«Debido a que China ha acordado por tratado prohibir tales armas, estas acciones no pueden ser gubernamentales oficiales de la República Popular de China y no están sujetas a ningún posible reclamo de inmunidad legal», señala.

«Aunque la liberación real del arma biológica covid-19 parece haber sido involuntaria y no se pretendía liberar en el patio trasero del laboratorio, el propósito de mantener el virus dentro del sitio de experimentos era usarlo para matar a ciudadanos estadounidenses y otras personas y entidades en naciones percibidas como enemigas de China», concluye el escrito.

Donald Trump, aseguró que decidió dejar de hablar del coronavirus covid-19 como el «virus chino», algo que le ha traído todo tipo de críticas por verse como una expresión xenófoba.

Hace un par de semanas, Donald Trump decidió dejar de llamar al coronavirus el “virus chino”.

«Todo el mundo sabe que esto viene de China, pero he decidido que tampoco tenemos que darle tanta importancia. Creo que yo le he dado mucha importancia y que la gente lo entiende», manifestó el mandatario en entrevista con la cadena Fox News.

Compartir en Fevalike