doctor vacunar paciente clinica 23 2148880521

Vacunas contra el covid-19 sin usar que se acumulan a medida que se acerca su vencimiento, la apelación a campañas que regalan cerveza, donas y billetes de rifa para incentivar las inmunizaciones y su uso en menores que no son conjunto de riego presentan la peor cara del acaparamiento que hacen las naciones ricos, a medida que lo demás de todo el mundo aún batalla contra los rebrotes de casos y muertes.

El 85% de las casi 2.300 millones de las vacunas administradas a grado universal fueron empleadas en las naciones de más grandes ingresos, según datos de la Universidad de Oxford: a medida que Norteamérica y Europa presentan tasas de 65 y 55 dosis aplicadas cada 100 personas, respectivamente, en África la cifra baja a 3 cada 100 personas.

USA es la país occidental que más utilizó y además la que tiene la más grande porción guardadas con destino incierto: ejemplificando, ya se distribuyeron 21 millones de las vacunas monodosis de Johnson & Johnson, empero sólo se inyectaron 11 millones.

Parte de este lote restante de 10 millones iba a derrotar con la intención de este mes, sin embargo la Gestión de Alimentos y Medicamentos (FDA), el ente regulador del territorio, autorizó esta semana una ampliación de la vida eficaz de 3 meses a 4 meses y medio, y las autoridades ganaron tiempo para buscarles un espacio.

La gran mayor parte de los individuos que se inmunizaron en USA no pudieron escoger qué fármaco darse, sin embargo con el progreso de la campaña iniciaron ocupaciones focalizadas, con vacunatorios móviles para inyectarse uno definido y la unión de las cadenas de farmacia permitió una más grande selección debido a que no cada una de ofrecen las 3 marcas aprobadas.

En aquel marco, la asentimiento de la de Johnson & Johnson se disminuyó extremadamente ante las de Pfizer/BioNtech y Actualizada, luego de que las autoridades la suspendieran a lo largo de 10 días en abril tras detectarse efectos adversos en un número bastante diminuto de casos.

Antecedente de fin de mes el mandatario Joe Biden prometió donar unas 80 millones de dosis que integran la de la farmacéutica Johnson & Johnson, además de otro paquete de 500 millones de dosis exclusivamente de Pfizer que va a ser compartido a 92 territorios de bajos ingresos desde agosto y a lo largo de el próximo año.

En paralelo, hay unas 60 millones de dosis de AstraZeneca que USA tiene en su territorio sin usar y que la Vivienda Blanca informó que recién donará cuando sean aprobadas por su ente regulatorio, pese a que aquel fármaco ya ha sido autorizado por diversos territorios que hoy los requieren con urgencia.

En un número más limitado al tener una población casi 9 veces inferior, Canadá además tiene vacunas de AstraZeneca sin regir que iban a derrotar con la intención de mayo sin embargo las autoridades sanitarias extendieron un mes su historia eficaz, por lo cual ahora poseen tiempo hasta el 1 de julio para realizarlo.

«Canadá pertenece a los territorios ricos que más grande proporción de vacunas reservó, por lo menos 10 dosis por ciudadano, y, por consiguiente, uno de los que más coopera a la inequidad en relación a las naciones en desarrollo», señaló a Télam Sangeeta Shashikant, consejera legal de Third World Network, una Organización no gubernamental universal dedicada a la averiguación y promoción de derechos civiles.

La activista ha sido la firmante de una carta respaldada por bastante más de 210 empresas humanitarias y dirigida al primer ministro Justin Trudeau en la que se denunció la «alarmante» disparidad en la entrada a vacunas entre las naciones ricos y lo demás del mundo.

Tanto Canadá como USA ya cuentan con cerca del 60% de su población más grande de 12 años con una sola dosis.

No obstante, el ritmo de vacunación en suelo de Estados Unidos se viene disminuyendo y para llegar al 70% inmunizado al 4 de julio, meta que se puso la Vivienda Blanca para darle una totalmente nueva carga simbólica a su Día de la Libertad, las autoridades apelan a toda clase de incentivo.

El estado de Nueva Jersey da una cerveza gratis a todo más grande de 21 años que se vacune, el de Maryland da 100 dólares a sus empleados del Estado y otros muchos como California, Ohio y Virginia Occidental proporcionan números para un sorteo en el cual los que reciban la inyección contra el covid-19 van a poder ganarse premios en efectivo, autos y hasta rifles.

Algunas organizaciones además se sumaron a la cruzada, impulsadas más por el marketing que por una política sanitaria, y hay cadenas de comida instantánea que regalan donas o hamburguesas para persuadir a quienes aún dudan de los fármacos.

Otro producido que plantea el acaparamiento de vacunas y la diferencia en su ingreso es la población a la que ya se está inmunizando.

Vacunación en jóvenes

De nuevo Canadá y USA, empero además la Alianza Europea (UE) y pocos territorios como Uruguay, comenzaron a vacunar a los adolescentes entre 12 y 15 años después que sus respectivos entes reguladores aprobaran la utilización de emergencia de Pfizer para esta franja etaria. La de Actualizada solicitó esta semana a la FDA que se autorice su implementación además en jóvenes entre 12 y 17 años.

«Entiendo que ciertos territorios desean vacunar a sus chicos y jóvenes, sin embargo los insto a reconsiderarlo», solicitó el mes pasado el director general de la OMS (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, al resaltar que los menores resultan muy poco susceptibles a caer enfermos gracias a la Covid-19, y a contagiarlo.

Sin acuerdo en las negociaciones para liberar temporalmente las patentes de los tratamientos contra el covid-19 que tiene sitio en la Organización Mundial del Negocio (OMC), las naciones más industrializados escogieron donar las vacunas que les sobran como camino para minimizar la brecha.

Esto quedó claro en las últimas reuniones multilaterales y se hizo evidente nuevamente en la cumbre del G7 que se lleva a cabo en Inglaterra, con la promesa de los dirigentes de repartir mil millones de dosis.

Comentar