Los problemas en las cadenas de suministro siguen poniendo freno a la recuperación económica mundial.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajó este martes ligeramente su pronóstico de recuperación económica global tras la pandemia del COVID-19, especialmente para las grandes economías.

La entidad dijo que los problemas en las cadenas de suministro y las enormes disparidades en las tasas de vacunación entre países ricos y pobres están poniendo un freno a las oportunidades de crecimiento.


El informe ‘Perspectivas de la Economía Mundial’ del FMI reflejó la proyección de expansión del PIB global al 5,9%, desde un 6% estimado en un reporte anticipado en julio, pero dejó sin cambios el pronóstico del 4,9% para 2022.

Las manufacturas globales están sufriendo una escasez de componentes vitales, como semiconductores, y también puertos obstruidos y la falta de contenedores de carga. También existe una crisis laboral, mientras que las cadenas de suministro tratan de regresar a la normalidad después de los cierres por la pandemia el año pasado.

El panorama económico para los países en desarrollo “se ha oscurecido considerablemente”, dijo el FMI, debido a la propagación de la contagiosa variante delta del coronavirus.

Para Estados Unidos, el FMI recortó su proyección de crecimiento en 2021 en un punto porcentual al 6%, desde un 7% calculado en julio. Para el Reino Unido, la disminución fue del 0,2% al 6,8%, y para China se redujo en un 0,1%, al 8%.

Las economías desarrolladas, en general, tendrán un crecimiento este año del 5,2%, pero apenas será de un 3% para los países de bajos ingresos.

El FMI dijo también que espera que la inflación regrese a los niveles anteriores a la pandemia el próximo año, pero advirtió que las persistentes interrupciones de la oferta conllevan el riesgo de anular esas expectativas.

* Con información de AP y Reuters.

Comentar

Si te gusto la noticia compártela en tus redes sociales o puedes seguirnos a través de Facebook o Twitter.