Un hombre de 48 años de Salto vendía una granada de mortero del Ejército por Facebook y disparó un operativo policial para inspeccionar el artefacto explosivo.

Los especialistas confirmaron que se trataba de una granada de 1954 que no tenía espoleta ni carga, por lo que no representaba una amenaza. De todas formas el artefacto fue confiscado y será destruido.

El hombre dijo que adquirió el explosivo en una feria y que lo publicó en las redes sociales para venderlo porque necesitaba el dinero.

Compartir en Fevalike [wowonder_share]