EN VIVO | Enfrentamientos en la base militar «La Carlota» en Venezuela

146

Crece la tensión en Venezuela. Luego de que un grupo de militares rebeldes liberara al dirigente opositor Leopoldo López, que cumplía una condena domiciliaria de casi 14 años, las calles de Caracas se tornaron un caos. Este miércoles, el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, redobló la apuesta y llamó a todos sus seguidores a salir a protestar una vez más hasta que Nicolás Maduro renuncie.

Si bien, las esperanzas opositoras de dividir al gobierno no se materializaron el martes, Guaidó, al que más de 50 naciones reconocen como el presidente interino de Venezuela, presionó para llevar a cabo una nueva rondas de protestas masivas este miércoles.

(Foto: EFE)
(Foto: EFE)

Según Guaidó, el llamado a tomar las calles en esta jornada es la fase final de la “Operación Libertad”, un plan que lanzó a mediados de marzo con el objetivo de tomar Miraflores, el palacio de Gobierno

“Debemos continuar con la presión”, dijo Guaidó en un video difundido en Twitter. ”Estaremos en las calles», advirtió.

También te puede interesar  Horror y milagro en Brasil: enterraron viva a una bebé recién nacida,pero siete horas después la rescataron con vida

La fase final

En la mañana del martes, Guaidó apareció junto al fundador del partido Voluntad popular del que hace parte, Leopoldo López. Lo que vino después fue tensión, enfrentamientos, detenciones y muerte. En medio del caos, el jefe del Parlamento aseguró que se había puesto en marcha “la fase final de la Operación Libertad”.

Las imágenes en las que vehículos blindados de las Fuerzas Armadas atropellaban a manifestantes recorrieron el mundo. Cientos de personas respondieron al llamado de Guaidó ysalieron a protestar.

Un grupo de militares se rebeló y en un golpe para Maduro, el jefe de la agencia de inteligencia venezolana, Sebin, lanzó fuertes críticas al gobierno y finalmente fue destituido.

También te puede interesar  Para Juan Darthés, los dichos de la hermana de Thelma Fardin "no modifican nada"

Maduro, bajo presión

El último capítulo en la crisis venezolana es la amenaza más seria hasta la fecha al cuestionado mandato de Nicolás Maduro. El líder, que cuenta con en el apoyo de Rusia y China, estuvo en su mayoría ausente durante la jornada del martes y solo salió a declarar en la noche a través de una cadena nacional. El dirigente chavista amenazó: «Ya verán el destino que tienen los traidores».

Maduro calificó el levantamiento de un “fracasado intento de golpe de Estado” respaldado por Washington. Además, señaló que los disturbios fueron sofocados y que Caracas no sucumbirá al intento de “las fuerzas de derechas de someter a la nación a un modelo de dominación económica neocolonial”.