La contadora Mercedes Gómez Morales, socia del estudio Nopitsch & Asociados, conversó con Valor Agregado para analizar el proyecto de ley que propone cambios a la ley forestal. Básicamente, lo que propone el Proyecto de Ley de Suelos Forestales Prioritarios, que se gestiona a nivel parlamentario, es que la plantación de bosques generales y de rendimiento se limite a los suelos forestales prioritarios, siendo los suelos forestales prioritarios aquellos que serán la fecha de entrada en vigencia de esta ley, fueron así definidos por la ley 15.939, a través del MGAP-. Además, se prevé establecer que el área total de rendimiento y bosques en general en todo el país no puede exceder el 10% del área nacional en explotación agrícola. Y finalmente,

En el caso de que se superen las 40 hectáreas, se solicitará una declaración por parte de la Dirección Forestal del MGAP y la Dirección Nacional de Medio Ambiente del Ministerio de Medio Ambiente. El contador se reunió con Valor Agregado para analizar el proyecto de ley que propone cambios a la ley forestal. Gómez Morales subrayó que en el área forestal prioritaria, cuando se publicó la ley forestal, se habían establecido como «bosques prioritarios» unos 4 millones de hectáreas. Hoy, entre los bosques arbolados, hay alrededor de 300.000 hectáreas que se encuentran fuera de esta área forestal prioritaria.

“Uno de ellos es que hay plantaciones que se hicieron en campos forestales prioritarios, que luego se reclasificaron. Finalmente, mencionar que hubo un decreto que permitía, en un registro forestal prioritario del 60%, sembrar bajo el régimen ”, explicó. Fiscalidad de la actividad forestal. En cuanto al régimen tributario de las actividades forestales, el contador recordó la Ley 15 939 de 1987, más conocida como la Ley Forestal.

Esta ley define los tipos de bosques, terrenos forestales y establece las ventajas fiscales que se otorgarán a quienes ejerzan esta actividad. Podemos tener tres tipos de bosques, los protectores, los productores y los generales. La calificación de bosques de protección y rendimiento será realizada por el Departamento de Montes. Por su parte, Gómez Morales argumentó que los beneficios inicialmente establecidos en la ley forestal eran, por un lado, la exención del impuesto sobre la propiedad de los bosques y terrenos ocupados por éstos, la exención del impuesto predial y la exención del impuesto sobre la renta por las rentas de su explotación.

Por otro lado, se otorgó un subsidio por el costo de la plantación, el cual fue pagado por el Fondo Forestal. Regirán por un período de 12 años, a partir del establecimiento de los bosques. En cuanto a la aportación inmobiliaria, se alineó con el IRAE, es decir que a partir del 1 de enero de 2008, por ley 18.245, se eliminó la exención de este impuesto para los bosques distintos a la madera de calidad, o para ser plantados después del 7/1. / 2007. Así, quedan exentos los bosques naturales declarados protectores y aquellos que eran madera de calidad, así como los plantados antes del 1/7/2007.

La exención del impuesto a la propiedad para las tierras forestales y los bosques prioritarios no ha cambiado hasta la fecha. Sin embargo, debemos señalar que a partir de 2013, cuando se reformuló la PI para el sector agrícola, se creó expresamente el recargo de PI con la condición de que los bosques exentos fueran gravados bajo lo dispuesto en la ley forestal. “Es interesante notar que ha habido sentencias sobre este tema de acuerdo con el contribuyente, en el sentido de que la Ley 15.939 garantiza a las empresas que no se crearía ningún impuesto que gravara tanto su actividad como la propiedad de los inmuebles forestales durante 12 años. . años desde su implementación. «.

COMPARTIR EN FEVALIKE
Viendo 1 entrada (de un total de 1)
Viendo 1 entrada (de un total de 1)
Respuesta a: Entienda las modificaciones al Proyecto de Ley Forestal
Tu información: