Un grupo de 30 esquiladores procedentes de Uruguay generó un brote de COVID-19 en la comunidad autónoma de Extremadura en España.

Al momento, se han registrado 23 casos positivos y 137 contactos estrechos, sospechosos de pertenecer a la cepa brasileña P1.

Los esquiladores arribaron al aeropuerto de Madrid-Barajas a principio de mes de abril para trabajar en la comunidad y, según informó El Mundo, se trasladaron hasta ese lugar en autobús.

Las autoridades locales están atentos a la situación dado que el grupo de esquiladores tuvo contacto con 34 explotaciones ganaderas situadas en nueve municipios de la región, por lo que la red de contactos es bastante más extendida que la pensada en un principio.

Los trabajadores afectados se encuentran asilados y, aquellos que aún no se han realizado el hisopado, lo harán en las próximas horas para identificar el alcance de la enfermedad en la región.

COMPARTIR EN FEVALIKE