Esta imagen de Brissa en el auto del acusado resultó clave para la Policía

0
7
loading...

Como ya se había podido ver en las imágenes de una cámara de seguridad sobre la calle José Serrato, el vehículo color bordó, marca Renault, con matrícula SAQ 7380 pasa por la parada donde Brissa tenía que abordar el ómnibus que finalmente perdió y tuvo que caminar para ir a la escuela.

A los pocos segundos se puede ver al mismo vehículo, conducido por Williams Pintos, yendo marcha atrás hasta que se sale de cuadro junto a la pequeña.

Hasta ese momento la Policía solo había sospechado del auto, pero la confirmación llegó cuando conocieron las imágenes de otra cámara de seguridad, a la que accedió ahora Subrayado.

El hombre se desplazó por la calle Manuel de Salas rumbo a la parada del ómnibus donde se encontraba Brissa.

En ese momento Pintos estaba solo y se presume que ya sabía los horarios de la niña, e iba a buscarla directamente a ella.

A los pocos minutos el auto aparece nuevamente en escena, subiendo por la calle Manuel de Salas y cruzando por Jaime Roldós y Pons, exactamente a una cuadra de la casa de la niña.

Es en ese momento que se puede ver a Brissa en el asiento del acompañante.

La imagen es contundente para la Policía y la Fiscalía, y es una de las que se usó para implicar directamente en los hechos al acusado.

Los investigadores presumen que el recorrido que hace Pintos sigue por Manuel de Salas hasta llegar a Santiago Sierra, para después tomar por avenida General Flores y seguir rumbo a José Belloni.

De allí en adelante el hombre hace una serie de giros y desvíos para poder dar finalmente con la ruta 8 y esquivar el primer peaje de la Interbalnearia.

POR QUÉ. Después de que se confirmó que efectivamente Brissa estaba junto a Williams Pintos, la pregunta fue ¿por qué? y ¿cómo hizo el hombre para que la pequeña subiera al auto pasando inadvertido para la gente que circulaba a esa hora en la calle?

Según las investigaciones de los oficiales de Zona II, hay muchas posibilidades de que Brissa ya conociera al atacante, específicamente desde el jueves 13, antes de su desaparición, que fue el lunes 20.

Según relató la maestra de la niña a la Policía, Brissa le contó a sus compañeras de grupo que estaba muy contenta porque había viajado gratis en taxi, desde la parada de ómnibus hasta la escuela.

ÓMNIBUS. Las interrogantes sobre el caso de Brissa aún son muchas. Por ejemplo, ¿por qué la niña viajaba en ómnibus a la escuela si su padre aseguró que le pagaba una camioneta escolar para que la llevara?

Otras dudas que aún quedan por responder tienen que ver con la vestimenta de la niña, que nunca apareció, y por los contactos que la menor mantenía a través de una aplicación juego de dibujos animados chinos.

La computadora ceibalita con la que jugaba Brissa sigue a estudio de Policía Científica.

loading...

Dejar respuesta



Please enter your comment!
Please enter your name here