En la tarde del miércoles personal policial es derivado por Mesa Central de Operaciones a calle Rincón a la altura del 400, donde una señora mayor denunció que la habían estafado al igual que su hermana.

Al ser interrogada por la policía, la señora manifestó que una persona la llamó por teléfono diciéndole que era un familiar. Luego le indica que el dinero que tenía con ella estaba a punto de vencer por lo que iría hasta su domicilio un contador.

Finalmente tocó a la puerta de la mujer el supuesto contador y la víctima le hace entrega de 1.600 (mil seiscientos dólares americanos) y 32.000 (treinta y dos mil pesos uruguayos).

La misma suerte corrió su hermana que también le hace entrega al falso contador de 155 (ciento cincuenta y cinco dólares americanos) y la suma de 9.000 (nueve mil pesos uruguayos) para luego retirarse del lugar.

La policía investiga el hecho.

Compartir en Fevalike