Presidente Luis Lacalle Pou encabezó conferencia junto a ministros, presidente del BCU, director de OPP, secretario y prosecretario de Presidencia

No escapa nadie de esta situación sanitaria y esta situación trajo aparejadas consecuencias económicas, dijo Lacalle Pou. “Queremos ser responsables al informar a la población que ya hay perjuicios económicos y en tal sentido se decidió transformar algunas políticas para asistir a la gente que lo está necesitando”. Por ejemplo, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social ampliará el seguro de paro flexible presentado el miércoles 18 a todos los sectores de actividad, destacó el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres.

Por su parte, la ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, explicó el conjunto de medidas económicas cuyo objetivo es aportar a la liquidez de la economía mediante la preservación de la cadena de pagos.

El Banco República dispondrá de una línea de crédito con condiciones blandas por un monto total de 50 millones de dólares y se trabaja con los organismos multilaterales de crédito para incrementarla a 125 millones de dólares, adelantó Arbeleche.

Dado que la economía atraviesa un shock transitorio, se le quiere dar liquidez a empresas en general, pero las pequeñas y medianas empresas serán priorizadas. En ese sentido, el fondo de garantías de crédito de la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE) se incrementará para que las instituciones financieras accedan al otorgamiento de créditos por un monto de hasta 2.500 millones de dólares.

Dentro de los programas de crédito directo de ANDE, se instrumentará una línea para las empresas afectadas directamente por esta emergencia sanitaria, programa que tendrá una tasa subsidiada por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Además, todos los beneficiarios de los programas de crédito directo de ANDE disponen de un aplazamiento de sus vencimientos durante el siguiente mes, señaló la ministra.

Arbeleche indicó que la Dirección General Impositiva (DGI) difirió el pago de las empresas que abonan el IVA mínimo (Literal E) de febrero y marzo, que se abonarán sin intereses en seis cuotas iguales, consecutivas y mensuales sin intereses. Adicionalmente, los vencimientos correspondientes a los próximos días se aplazan hasta el 27 de marzo.

En lo que refiere a los aportes al Banco de Previsión Social (BPS), los beneficiados serán los monotributistas, las empresas unipersonales y las sociedades personales con hasta 10 empleados (Industria y Comercio). El pago de los aportes patronales de los dueños y los socios correspondientes a los meses de marzo y abril se prorrogan en seis cuotas iguales y consecutivas a partir de junio. Eso corresponde al 60 % de esos pagos, el 40 % restante será subsidiado totalmente por el Estado, dijo. Arbeleche explicó que es diferente el comienzo de las cuotas para BPS y DGI porque muchos de los pagos al Banco ya se habían realizado.

Para tener una magnitud del efecto, con estas medidas los beneficios o extensiones en pagos de DGI y BPS para las empresas del Literal E, rondan los 10.000 pesos mensuales.

Por otra parte, informó que este jueves 19 el Banco Central del Uruguay (BCU) autorizó a las instituciones de intermediación financiera, a las empresas de servicios financieros y a las administradoras de crédito, a extender los plazos de vencimiento de los créditos otorgados al sector no financiero en 180 días.

Suscribete a nuestra lista de correo!