El gobierno interino de Bolivia condenó en las últimas horas los intentos de desestabilizarlos desde el exterior, como el que los ejecutivos de nuestro país intentan cuestionar la democracia boliviana.

El primer ministro interino, Yerko Núñez, se refirió a la solicitud del gobierno uruguayo de aplicar mecanismos en el Protocolo de Ushuaia sobre el compromiso democrático de los países que constituyen el Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) y los estados asociados, Bolivia y Chile.

Núñez defendió a los medios de comunicación en La Paz que el gobierno provisional de Jeanine Áñez es completamente constitucional y reconocido por otros países y organizaciones como la Unión Europea.

Áñez, quien era senador, asumió temporalmente la presidencia el 12 de noviembre mediante la activación del mecanismo de herencia establecido en la Constitución boliviana, con un procedimiento aprobado por el Tribunal Constitucional.

El jefe de la presidencia enfatizó que el propósito de su gobierno es el llamado a nuevas elecciones, luego de abolir el 20 de octubre del año pasado, donde Evo Morales había sido declarado ganador entre los cargos de fraude desde la oposición.

Evo Morales, ahora aislado en México, «saludó» la tradición diplomática de Uruguay al solicitar activar la cláusula democrática ante el Mercosur.

El canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, solicitó de antemano la «cláusula democrática» en el bloque que se aplicará a Bolivia, que no tiene forma de florecer, ya que las decisiones de ese tipo en el Mercosur deben ser unánimes y ni Brasil ni Paraguay lo respaldarán. .

Una ley acordada entre la oposición, que provino del Gobierno Provisional de Bolivia, y el Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de Moraleja, con mayoría en el Parlamento boliviano, anuló las elecciones el 20 de octubre para comenzar un proceso de Urgencia contra Nuevas Elecciones. .

Te puede interesar  Europa: otra jornada de luto por el coronavirus 2.500 muertes en las últimas 24 horas

El nuevo nombramiento con los votos se espera para principios de 2020, pero aún no tiene fecha.

Un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) confirmó que hubo «operaciones maliciosas» en las elecciones del 20 de octubre, que cambiaron «la voluntad expresada en las elecciones».

Unete a nuestra lista de correo

Recibe noticias y promociones!

Email field is required to subscribe..

Get Widget