Grooming y la importancia de que los niños conozcan los riesgos

123

Si bien cada vez más escuchamos esta palabra y muchos conocemos las consecuencias, es importante partir de lo básico, definir qué es grooming. Se puede dar a través de cualquier medio digital que permita la interacción entre dos o más personas ya sea a través de redes sociales, correo electrónico, mensajes de texto, sitios de chats, páginas de juegos en línea y otros.

Consiste en acciones emprendidas por un adulto con el objetivo de ganarse la confianza de un menor de edad para crear una conexión emocional con él, disminuir sus inhibiciones y poder obtener imágenes o videos con contenido erótico y a veces con el objetivo de abusar sexualmente de él.

También te puede interesar  Comienza inscripción para Uruguay Trabaja: aquí los requisitos, cantidad de horas y sueldo

Si definimos qué es, rápidamente entendemos que es un tema del que nos tenemos que ocupar. El cómo puede plantearse como un desafío para adultos que no comprenden el mundo digital de los niños, no saben qué es lo que ellos hacen con el celular, la tablet o en la computadora. Ni siquiera qué son los juegos o redes sociales con las que interactúan con otros usuarios en la red. La respuesta es muy simple: conversando con ellos.

Por más que dé la impresión de que los chicos la tienen clarísima con la tecnología y puedan resolver solos todo tipo de interacción dentro de los dispositivos, así como tomamos precauciones antes de dejarlos andar solos por la calle, también hay que hacerlo al momento en el que acceden a Internet. Aunque sean expertos en informática, a veces más que un adulto, hay aspectos de la vida que desconocen y el mundo digital y físico son el mismo, con sus ventajas y también sus riesgos.

También te puede interesar  Delincuentes mataron a un policía de seis disparos

Según una encuesta de ESET y Argentina Cibersegura realizada a niños y adolescentes sobre los riesgos y situaciones a las que se enfrentan en Internet, el 60% mencionó haber recibido una solicitud de contacto por parte de desconocidos y 1 de cada 3 afirmó haber vivido una situación incómoda en la web.

La encuesta que revela cuántos chicos sufrieron situaciones incómodas en la Web. Fuente: Argentina Cibersegura.
La encuesta que revela cuántos chicos sufrieron situaciones incómodas en la Web. Fuente: Argentina Cibersegura.

La solución no es prohibirles el acceso a las nuevas tecnologías, por lo tanto, los consejos de protección deberán estar enfocados en un uso controlado y seguro de Internet por parte de los niños. Por eso, desde Argentina Cibersegura, aconsejamos y alentamos a los adultos a que charlen con los chicos, que se interesen por lo que hacen e incluyan estos temas en la conversación como uno más de la rutina diaria. ¿Estás jugando algún juego nuevo? ¿Juegan en equipo, hay más gente conectada? ¿Bajaste alguna red social? ¿Tenes algún amigo nuevo? ¿Lo conoces en realidad, lo viste alguna vez?

Iniciar la conversación permite entender más su mundo y poder alertarlos de los peligros, como así también que ellos sepan que el canal de comunicación está abierto por si se sienten incómodos con algo en la red o pasa algo que les molesta. Es importante darles las herramientas para que puedan identificar los problemas que surjan y ver la mejor manera de resolverlos.

En casos de grooming, suele suceder que cuando los chicos sospechan de alguien, que quizás viene chateandoles desde hace semanas y se lo cuentan al adulto, el mayor, al ver las conversaciones, no le toma más de un par de minutos darse cuenta que hay una mentira detrás. El manejo a la perfección de la tecnología puede estar en las manos de los chicos pero la experiencia de vida y el poder de identificar los peligros es un fuerte de los adultos. Enseñárselo a los más pequeños es clave para protegerlos, y que puedan pedir ayuda a tiempo.

Algunos consejos

Acompañar el acceso de los niños a Internet: es importante chequear que los menores no publiquen información personal ni privada como dirección, teléfono, colegio, etc., ni tampoco posean una lista extensa de contactos desconocidos.

Concientizar a los menores sobre los peligros de la red: es fundamental que los niños conozcan los riesgos a los cuales pueden verse enfrentados.

Mantener un diálogo abierto entre padres e hijos: una conversación libre y fluida entre padres e hijos contribuye a que los niños se sientan con la confianza necesaria para recurrir a un adulto de ser necesario.

Instalar un antivirus: el objetivo es proteger la computadora de códigos maliciosos y ciberdelitos.

Instalar un programa de control parental: este tipo de aplicaciones permite filtrar sitios y contenidos potencialmente peligrosos para los menores de edad, especialmente para los más pequeños.