Inicio Cuidado de las mascotas Haciendo la conexión: relaciones con los clientes que construyen su negocio

Haciendo la conexión: relaciones con los clientes que construyen su negocio

5
0
0
(0)

¿Alguna vez se ha preguntado por qué a menudo encuentra un cupón dentro de su caja de cereal o por qué lo invitan a una venta preliminar para clientes en su tienda departamental favorita? Esas empresas saben que sus clientes actuales son los mejores, y los más rentables, que jamás tendrán. Por lo tanto, no es sorprendente que hagan todo lo posible para mantener contentos a estos clientes y que regresen una y otra vez.

Lo creas o no, el mismo concepto se aplica a tu carrera artística. Si bien no desea ignorar a los clientes potenciales, descubrirá que cuando presta un poco más de atención a los clientes y coleccionistas que ya tiene, realmente valdrá la pena: aumentará las ventas y las ganancias de su negocio de arte. Las siguientes 10 estrategias prácticas lo ayudarán a comenzar.

1 – Comprende cómo y por qué tus clientes compran arte

Ponte en el lugar de tus clientes. ¿Qué hay para ellos cuando compran tu arte? Tal vez se sientan bien por tener una obra de arte original. O están felices de apoyar a un artista emergente. Tal vez estén ansiosos por mostrar su nueva pintura a sus amigos. Comience a escuchar a sus clientes y a hacer preguntas, y aprenderá mucho, rápido.

No subestimes el poder de ser tú mismo un coleccionista de arte. Sabrás de primera mano cómo se sienten tus coleccionistas cuando compren tu obra y serás un gran modelo a seguir para ellos. Aún mejor, estarás apoyando a otros artistas.

2 – Haz de la primera compra una experiencia fabulosa

Cuando venda una obra de arte, recuerde que también es un evento emocionante para sus clientes. Así que deja que se entusiasmen con su compra. Acepta cualquier cumplido con amabilidad. Luego comparta algo personal que les haga saber que usted también está entusiasmado con la venta. Dígales cómo la venta es significativa para usted: es la primera; el primero a alguien en Nueva Jersey; el primero de esta serie, o el último como este. Una conexión positiva ahora puede dar sus frutos en los años venideros.

3 – Sé profesional en todo lo que hagas

Trate su arte como un negocio y trate a sus clientes de manera profesional. Sea meticuloso con el cumplimiento de los plazos y la asistencia a las citas. Proporcione siempre los materiales o la información que prometió, completos ya tiempo. Y recuerda agradecer personalmente a tus coleccionistas cuando asistan a una de tus exposiciones o te apoyen de alguna manera. Una nota rápida o un correo electrónico serán apreciados y recordados.

Además, sea profesional cuando fije el precio de su obra de arte. Mantén tus precios constantes: de la galería a tu estudio y de ciudad a ciudad. Y apéguese a sus precios pase lo que pase; nunca desestime su trabajo.

Naturalmente, tiene sentido presentarse de manera profesional cada vez que le muestres tu trabajo a alguien. Dicho esto, nunca intentes ser alguien que no eres. Deja que tu personalidad se manifieste y serás el mejor hombre de negocios que puedas ser: tú.

4 – Facilite que sus clientes compren más de su trabajo

Estuve en la casa de una amiga recientemente y admiré un hermoso diario hecho a mano que había comprado en una feria de artesanía local. Pensando que sería un regalo perfecto para otro amigo, le pedí el nombre del artista. Cuando no recordaba, miramos dentro del diario y descubrimos que el nombre y el número de teléfono del artista no se encontraban por ninguna parte. ¿El resultado? Él o ella perdió una venta.

Ponga su información de contacto en todo lo que sale de su estudio: membretes, invitaciones, anuncios de espectáculos, tarjetas de notas, etc. Pegue una etiqueta personalizada en la parte posterior de cada pintura que incluya su nombre, además de su dirección de correo electrónico o sitio web.

Y envíe a sus nuevos coleccionistas a casa con un «Paquete de artista»: una carpeta de aspecto profesional con su tarjeta de presentación, currículum, declaración del artista, biografía, artículos sobre usted y escritos por usted, etc. Se sorprenderá de la frecuencia con la que sus clientes lo compartirán con sus amigos y asociados.

5 – Solicitar otra venta

Cuando salió el champú líquido por primera vez, les dio a los consumidores una manera conveniente y fácil de lavarse el cabello. «Haz espuma y enjuaga», decía la etiqueta. Pero las ventas de champú realmente despegaron cuando se agregó una sola palabra. Su botella de champú ahora dice: «Haga espuma, enjuague y repita si lo desea».

Las ventas repetidas también pueden revolucionar su negocio. Así que muestra tu trabajo en tu casa y estudio donde los visitantes lo vean. Y cuando los clientes estén haciendo una compra, sea audaz: pregúnteles si les gustaría comprar una segunda (o tercera) pieza. Pida a sus coleccionistas referencias a otro coleccionista, oa una tienda o galería donde creen que su trabajo podría encajar. O sugiera una pieza encargada que le gustaría hacer para ellos. La clave aquí es pedir la venta.

6 – Mejora a tus clientes

Otra forma de aumentar sus ingresos es actualizar a sus clientes a un producto más rentable (champú «de lujo» para cabello teñido, por ejemplo). Es bastante fácil, una vez que le coges el truco. Aquí hay algunas ideas de actualización que han funcionado bien para mis clientes:

o Anime a sus clientes que normalmente compran reproducciones giclée a comprar una pintura original.

o Presente a sus clientes existentes algunas de sus obras de arte más caras o más grandes.

o Si tiene coleccionistas que hasta ahora han comprado solo sus bocetos o dibujos, sugiérales que compren una de sus pinturas la próxima vez.

7 – Realiza ventas cruzadas a tus clientes

La venta cruzada consiste simplemente en vender a sus clientes algo diferente, pero relacionado, con lo que ya están comprando. Piense en el ejemplo del champú. ¿No sería relativamente fácil vender acondicionador para el cabello a alguien que ya usa champú?

Ahora eche un vistazo a su propia obra de arte. La venta cruzada puede significar vender una pieza de su cerámica a uno de sus clientes de pintura, vender una pintura a uno de sus coleccionistas de esculturas o sugerir sus tarjetas de notas de arte como una venta adicional cuando un cliente pasa a recoger a su mascota. retrato. Sea imaginativo y podrá aumentar tanto las ventas como las ganancias.

8 – Conoce a tus clientes y coleccionistas

Recuerda que tus clientes son primero personas, luego clientes. Lleve sus relaciones más allá de los «negocios» y construya también relaciones personales. Si corresponde, invítelos a reuniones sociales, envíeles una tarjeta navideña o envíeles una postal de su lugar de vacaciones favorito.

Cuando converse con sus coleccionistas, acostúmbrese a escuchar las fechas y ocasiones importantes. Entonces recuerde sus ocasiones muy especiales con un regalo de arte. Imagine tener una pequeña pieza de su obra de arte conectada para siempre en la mente de sus coleccionistas con su 50 aniversario, el nacimiento de su primer hijo o nieto, o la graduación de la escuela de medicina de su hijo. A veces un poco va un largo camino.

9 – Deja que tus clientes te conozcan a ti y a tu arte

¿No te encanta cuando puedes ver a otro artista en el trabajo y ver por ti mismo cómo hacen lo que hacen? No estás solo.

Casi todos los coleccionistas de arte sienten curiosidad por saber cómo creas. Por lo tanto, tiene sentido desde el punto de vista comercial encontrar formas de compartir su proceso con ellos. Puede invitarlos a una demostración informal. Muéstrales fotografías del lugar que te inspiró. O incluso permítales probar el proceso ellos mismos. Tómese el tiempo para mostrar a sus clientes lo que hace que usted y su arte sean únicos.

Los clientes que entienden cómo aplica su pintura, por qué usa esos pinceles largos de aspecto extraño o cómo obtiene tantas capas de color en su lienzo no solo están informados sobre lo que hace, sino que están interesados ​​​​en lo que hace. Y eso se traducirá en más ventas y más referencias.

10 – Construya relaciones sólidas y continuas con sus coleccionistas

No se avergüence de pedir consejo y aportes a sus clientes, ya sea sobre cómo exhibe o cuelga su trabajo, o sobre nuevos proyectos o técnicas que está probando. Hágalo uno a uno, u organice una jornada de puertas abiertas en el estudio (tenga en cuenta que no dije «venta de estudio») para averiguar lo que piensan.

Y cuando haya terminado una nueva serie o colección, o esté listo para colgar una nueva exhibición en la galería, invite a sus mejores clientes a su estudio para una vista previa especial de su nuevo trabajo. Les encantará.

Lo más importante, sea usted mismo con sus clientes y coleccionistas. Sí, es posible que conozca a uno o dos coleccionistas que quieran deslumbrarse con la retórica y el doble discurso del arte. Sin embargo, la mayoría de los coleccionistas querrán conocer su verdadero yo. Les encantará escuchar sus sentimientos acerca de su obra de arte, algunas de sus peculiaridades artísticas e incluso algunos de los errores que ha cometido.

Una vez que los clientes y coleccionistas realmente se conecten con usted y su trabajo, volverán por más. Y eso es bueno para el negocio de cada artista.

Rellene el formulario para recibir las noticias por WhatsApp
 
Le enviaremos las últimas noticias de forma exclusiva directamente a su teléfono celular
 
Ejemplo: 099 123 456 - Del exterior: +1 123 456

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Artículo anteriorSoftware de CAD mecánico
Artículo siguienteConviértase en afiliado para obtener entrevistas con grandes nombres