Una jueza letrada de Salto que intentó hacer valer su cargo al momento de ser detenida por funcionarios municipales en costanera norte, es investigada ahora por la comuna y por la policía ya que se le realizó denuncia.

La jueza intentó evitar que su vehículo fuera confiscado ya que su pareja conducía en estado etílico. Ante el hecho, también la Jefatura de Salto quiso que el propio Ministerio del Interior estuviera al tanto de los acontecimientos y elevaron un completo informe.

Según supo Salto Al Día, los propios funcionarios que actuaron en el operativo, aseguran que la magistrada evitó que le sacaran el automóvil.


La situación no solo merece una investigación a fondo por tratarse de una persona que ha querido imponerse o escudarse en su condición de jueza, minimizando el trabajo de los funcionarios que por alguna razón, la detuvieron.

Comentar

Si te gusto la noticia compártela en tus redes sociales o puedes seguirnos a través de Facebook o Twitter.