En el mes de enero del año 2019 se había radicado una denuncia en la Unidad Especializada de Violencia Doméstica y de Género de Florida sobre un abuso sexual que involucraba a una niña y su padre.

Inmediatamente comenzaron los trabajos de investigación y se decretaron varias medidas cautelares por parte de la autoridad judicial competente.

En las últimas horas, y con los elementos necesarios puestos ante la Justicia, el hombre de 33 años resultó condenado mediante proceso abreviado por reiterados delitos de atentado violento al pudor especialmente agravados en régimen de reiteración real con reiterados delitos de abuso sexual especialmente agravados en calidad de autor.

Deberá cumplir una pena de tres años de prisión: 22 meses con prisión efectiva y 14 meses de libertad vigilada.

Compartir en Fevalike