Inicio Historia de la humanidad La ciencia de la extinción de la iglesia

La ciencia de la extinción de la iglesia

163
descarga

Muchas personas amorosas y afectuosas dentro de la iglesia cristiana dedican sus vidas a la lucha por desarrollar el conocimiento médico científico en beneficio de la condición humana. Sin embargo, la mayoría de los cristianos no saben que el presidente Thomas Jefferson escribió que Jesucristo fue el maestro más grande de la ‘Ciencia del Amor Universal’ atómica del siglo III a. C., enseñada en la Universidad Ho Kepos en la antigua Atenas. Esa ciencia trataba sobre el mundo invisible de los átomos, en el que la geometría sagrada tenía un propósito ético en evolución, dentro de una realidad espiritual infinita. Los maestros de esa ciencia fueron llamados salvadores, dedicados al ideal de evolucionar las virtudes espirituales, en particular la emoción de la compasión. Desde esa perspectiva, el término, tener fe y todo será revelado, se trataba de formular ecuaciones espirituales (ahora holográficas) y resolver una incógnita, un valor en álgebra que se conoce como X.

Si Jefferson estaba en lo correcto o no, es irrelevante. Desde ese particular punto de vista científico, la antigua ‘Ciencia del Amor Universal’ puede considerarse un legado cristiano, vinculando las matemáticas a una ciencia de propósito ético infinito, en alabanza de una fuerza similar a Dios Creador perteneciente a la gravedad.

La Iglesia Cristiana Romana en 1600 quemó vivo al científico Giodano Bruno por enseñar la ‘Ciencia del Amor universal’ en Inglaterra, sin embargo, se ha encontrado que esa ciencia es compatible con la biología cuántica del siglo XXI. El funcionamiento de la molécula de la emoción hace evolucionar la compasión empleando una lógica fractal infinita para generar su desarrollo dentro del funcionamiento de un cerebro/mente en evolución. Debido al pasado miedo y odio de la Iglesia hacia esa ciencia, se prohíbe que la lógica fractal infinita sea parte del proceso viviente. Como resultado, la mecánica cuántica en el siglo XX sentenció a toda vida a la extinción bajo la ley que rige la lógica entrópica universal. En la antigua Grecia, esta acción de la Iglesia habría sido vista como una adoración al dios del caos (entrópico), Diabolis, el Diablo.

La mecánica cuántica sólo obedece a la ley de la muerte del calor universal, que prohíbe razonar sobre el proceso viviente perteneciente al descubrimiento de la lógica fractal infinita. Estos conceptos fueron una vez el dominio de la geometría sagrada espiritual perteneciente a la evolución del alma inmortal. La nanotecnología, utilizada para examinar el funcionamiento de la molécula de la emoción, revela que la lógica intuitiva infinita fractal es parte de un proceso evolutivo. Este proceso es hacia la existencia dentro de un estado holográfico futurista de la realidad. Se crea un trauma cancerígeno severo al suprimir esta función natural para mantener la esclavitud entrópica existente que pertenece al racionalismo económico global, un concepto entrópico tolerado por la Iglesia.

Ni una sola ecuación médica matemática es tolerada por la ciencia dominante, si vincula la lógica fractal infinita con cualquier proceso evolutivo natural y saludable. El libro de Rushkoff ‘Present Shock’ anuncia la llegada del ‘Future Shock’ de Toffler, que emana de nuestra esclavitud a una cultura súper industrializada. El nuevo libro trata sobre el trauma mental creado por nuestra abrumación por la información entrópica, que ahora está destruyendo rápidamente nuestra civilización.

El lector puede fácilmente descubrir por sí mismo que las causas gravitatorias de Sir Isaac Newton han sido clasificadas, en nombre de la religión cristiana, como los escritos de una mente criminalmente demente. Este es un tema tan serio que el lector debería dedicar tiempo a comprobarlo en Internet y luego preguntarse por qué se le ha enseñado que la visión del mundo de Newton se refería al funcionamiento del universo mecánico. Al leer las Discusiones de consultas número 28 de Newton, aprenderán que todo lo contrario es cierto. Las personas han sido influenciadas negativamente por la Iglesia durante siglos. El absurdo mito de que una manzana cae sobre la cabeza de Newton para explicar la gravedad es común entre los escolares de todo el mundo industrializado, lo que lleva a lo que Newton llamó una ciencia absurda y pretenciosa.

La biología cuántica demuestra que no es natural aceptar ciegamente que la humanidad está destinada solo a la extinción y que la gente debe arrastrarse en la ignorancia científica al dogma de la iglesia para evitarlo. Los seres humanos son una forma de vida de carbono y las propiedades neg-entrópicas del carbono se han descubierto este siglo para argumentar lo contrario. La iglesia tiene una larga historia de actividad delictiva que incluye trescientos años de tolerar la práctica sádica de torturar a mujeres y niños y luego quemarlos vivos como brujos. Este acto de terrorismo hizo de cualquier conocimiento médico sobre las propiedades curativas de plantas, hongos y diversas sustancias animales una ocupación prohibida y peligrosa.

Actualmente, el gobierno australiano está llevando a cabo una Comisión Real sobre el abuso sexual generalizado de niños por parte de la Iglesia y los hallazgos son catastróficos. Teniendo en cuenta tal evidencia histórica, ahora disponible gratuitamente, puede considerarse una pérdida de tiempo discutir con la Iglesia cristiana sobre la ramificación de la ‘Ciencia del Amor Universal’ atómica perdida. Thomas Jefferson y Sir Isaac Newton estaban familiarizados con esa ciencia, como un aspecto más profundo de la enseñanza cristiana primitiva.

Como resultado de la contaminación de la ciencia por parte de la Iglesia cristiana, la humanidad se encuentra en el umbral de una Tercera Guerra Mundial atómica, sin que se tolere ninguna solución de salvación desde dentro de la ciencia misma. ¿Cuántas personas pueden siquiera imaginar que un acto de compasión amorosa se puede medir dentro de los reinos de la biología cuántica? Para aquellos que entienden esto, ¿qué becas están disponibles para encontrar las soluciones científicas cruciales? La conciencia de la Universidad de Harvard de 2002 sobre la contribución ética al mundo de la Edad de Oro de la ciencia danesa es importante. Esa Edad de Oro abrazó cómo las fuerzas electromagnéticas se fusionaron en la antigua ‘Ciencia del Amor Universal’ griega.

© Profesor Robert Pope.

Hola,
Encantados de conocerte.

Lo invitamos a registrarse para ser parte de nuestra comunidad y recibir noticias matutinas y notas clave del día por correo electrónico.

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.