La defensa del Barça perdió 35 balones en Villarreal

172

El FC Barcelona consiguió sacar un punto de su visita al Estadio de la Cerámica donde se encontró ante un gran Villarreal que fue capaz de marcarle cuatro goles. Hay un dato que acredita la mala noche de los jugadores del Barça encargados de defender. Entre los cuatro zagueros perdieron un total de 35 balones en todo el partido.

El que más perdió fue Jordi Alba, con 16 balones al limbo, mientras que Sergi Roberto perdió 8, Lenglet 6 y Umtiti 5. Un total de 35 que no genera confianza y que producto de esta mala actuación en este apartado se vio a un Barça muy flojo en defensa. No son números habituales para la zaga culé, una línea que vio este martes como le faltaba su buque insignia: Gerard Piqué. El central había jugado todos los minutos de la Liga hasta el momento y sus compañeros defensas le echaron de menos.

También te puede interesar  “El Barça no necesita a Griezmann, el Madrid sí”