Internacionales

La fiscalía peruana planea una investigación preliminar sobre el presunto genocidio de Boluarte

El Ministerio Público peruano ordenó la apertura de una investigación preliminar contra la presidenta, Dina Boluarte, por los delitos de genocidio, homicidio y lesiones graves en las protestas que sacudieron al país tras la destitución de Pedro Castillo como jefe de Estado.

Al mismo tiempo, también serán investigados miembros de su gabinete, como el presidente del Consejo de Ministros, Alberto Otárola; el ministro del Interior, Víctor Rojas, y el ministro de Defensa, Jorge Chávez. Además, el organismo dispuso el inicio de una investigación contra Pedro Angulo como ex presidente del Consejo de Ministros y César Cervantes como ex ministro del Interior.

La medida se aplicará en relación con «los presuntos delitos de genocidio, homicidio calificado y lesiones graves» cometidos durante las manifestaciones de diciembre de 2022 y enero de 2023 en las regiones de Apurímac, La Libertad, Puno, Junín, Arequipa y Ayacucho.

El voto de confianza

Mientras tanto, el Congreso otorgó el martes un voto de confianza al Consejo de Ministros encabezado por el primer ministro Alberto Otárola, quien compareció en el pleno entre gritos de legisladores de izquierda que le increparon por los sucesos de Puno.
En este departamento, el pasado lunes, al menos 18 personas murieron y más de 100 resultaron heridas durante enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, en medio de denuncias de una brutal represión por parte de las fuerzas de seguridad.

«No somos un régimen autoritario ni nos oponemos a la protesta legítima, pero tenemos como Estado la obligación de salvaguardar la seguridad de la mayoría de peruanos, actuando en consecuencia (…) Tengan la seguridad de que aplicaremos todo el peso de la ley para impedirlo. Este Gobierno no cederá al chantaje de la violencia», afirmó.

Otárola informó que se decidió un toque de queda nocturno en Puno por tres días desde las 20:00 hora local hasta las 04:00 hora local para «proteger la vida, integridad y libertad de los ciudadanos».

Además, el gobierno declaró este miércoles «día de luto nacional» e hizo ondear las banderas a media asta «en honor y respeto a los caídos».

El Primer Ministro también recordó que el miércoles llegó a Puno una delegación ejecutiva de alto nivel para intentar «restablecer un espacio de diálogo y poner fin a la violencia».

El lunes, Boluarte dijo que no entendía los motivos de las protestas en Puno. «No está claro lo que quieren […] Es un pretexto para seguir provocando el caos en las ciudades», afirmó.

Traducción realizada con la versión gratuita del traductor www.DeepL.com/Translator

Botón volver arriba

Hemos detectado un bloqueador de anuncios

Desactívalo para continuar, o elige una suscripción mensual