Inicio Internacionales La planta nuclear dañada de Chernobyl, ocupada por Rusia, pierde energía exterior

La planta nuclear dañada de Chernobyl, ocupada por Rusia, pierde energía exterior

125
Tu colaboración económica es importante para seguir avanzando. DONAR LO QUE PUEDAS



Funcionarios del gobierno ucraniano dijeron el miércoles que los daños causados ​​por las fuerzas rusas habían dejado la planta de energía nuclear de Chernobyl «desconectada» de la electricidad exterior, dejando el lugar del peor accidente nuclear en la historia dependiente de la energía de los generadores diésel y suministros de respaldo.

La Agencia Internacional de Energía Atómica dijo el miércoles que no había necesidad de una alarma inmediata por la condición de la planta fuera de servicio, donde los trabajadores han salvaguardado los desechos nucleares desde el desastre de Chernobyl en 1986. Pero las autoridades dijeron que la situación alrededor del sitio seguía siendo una fuente de gran preocupación. .

Las tropas rusas han ocupado las instalaciones desde los primeros días de la invasión el mes pasado. El OIEA, un agencia de las Naciones Unidas, dijo que la pérdida de energía violó un «pilar clave de seguridad», pero dijo que no vio «un impacto crítico en la seguridad» en este momento porque la cantidad de agua en los estanques de enfriamiento y alrededor de los desechos radiactivos fue suficiente para mantener el material nuclear bajo control, incluso sin energía continua a la planta. Parte de la razón es que los conjuntos de combustible usados ​​son viejos y no tan peligrosos como antes.

La Sociedad Nuclear Estadounidense, un grupo profesional, estuvo de acuerdo. “La pérdida de energía es un asunto serio, pero no representa una amenaza para el público”, dijo en un comunicado.

El Ministerio de Energía de Rusia dijo el miércoles que Bielorrusia, cuya frontera está cerca de las instalaciones de Chernobyl, estaba trabajando para restaurar la energía de su propia red.

Aun así, había claras preocupaciones profundas en la comunidad nuclear sobre el destino a largo plazo de la instalación, que cuenta con varios miles de trabajadores que supervisan la planta y su almacenamiento de combustible y desechos, así como otras plantas nucleares en Ucrania.

El bombardeo de la semana pasada de una instalación de energía nuclear en funcionamiento diferente provocó un incendio en un edificio de entrenamiento y provocó llamadas del presidente Biden al asediado presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky. Más tarde, Biden denunció la acción militar, en el complejo nuclear de Zaporizhzhia en el sur de Ucrania, como “imprudente”.

Chernobyl, que se encuentra en una «zona excluida» al norte de Kiev, la capital de Ucrania, estaba justo en el camino de invasión de las fuerzas rusas que se dirigían hacia el sur desde Bielorrusia. Ha habido informes del gobierno ucraniano, que ha pedido un alto el fuego alrededor de la planta para permitir el ingreso de inspectores y otros trabajadores, de que los aproximadamente 200 miembros del personal que estaban de servicio en el momento de la invasión todavía están allí. y están trabajando bajo vigilancia. No han sido rotados en casi dos semanas.

Otras Noticias
Tu sesión informativa del martes: la lucha de Beijing contra los confinamientos

“Estoy profundamente preocupado por la situación difícil y estresante que enfrenta el personal de la central nuclear de Chernobyl y los riesgos potenciales que esto implica para la seguridad nuclear”, dijo el martes el director general del OIEA, Rafael Mariano Grossi, en un comunicado.

Temprano en el día del miércoles, el regulador nuclear de Ucrania dijo que los generadores de respaldo tenían combustible para operar durante 48 horas y pintó una imagen terrible de lo que podría suceder si la planta permaneciera fuera de la red eléctrica por más tiempo. Siguieron las declaraciones menos nefastas del OIEA, y algunos otros expertos generalmente minimizaron los riesgos.

Un antiguo empleado de la planta con conocimiento de las condiciones, que habló bajo condición de anonimato por temor a su seguridad, dijo que además de los generadores diésel, los sistemas de seguridad y monitoreo funcionan con baterías y otros medios de respaldo.

El OIEA dijo que había perdido la comunicación con sus sensores en la planta. Eso puede ser el resultado de la pérdida de energía eléctrica. Si bien eso no representa un riesgo inmediato, significa que no habría una forma integral de detectar un aumento en los niveles de radiación o determinar rápidamente de dónde proviene. El exempleado dijo que, a partir del miércoles, el monitoreo de radiación solo se puede hacer usando dispositivos portátiles como contadores Geiger.

También señaló que los trabajadores se enfrentaban a condiciones desalentadoras, en parte debido a la pérdida de electricidad. Con temperaturas muy por debajo del punto de congelación, no hay forma de calentar los lugares de trabajo, dijo, y proporcionar comidas calientes al personal, que ha estado trabajando sin descanso desde que llegaron las tropas rusas. Los equipos de reemplazo no pueden llegar al lugar debido a los combates. y algunas rutas de transporte están bloqueadas debido a los puentes destruidos.

Chernobyl fue una vez el hogar de cuatro reactores en funcionamiento. El último cerrado en 2000.

Como es práctica común en la industria de la energía nuclear, el combustible usado de los cuatro reactores se almacena en charcos de agua que disipan el calor producido a medida que el combustible se desintegra radiactivamente. Cuando el combustible se extrae recientemente de un reactor, hay mucha descomposición y, por lo tanto, mucho calor, por lo que las plantas necesitan energía para hacer funcionar las bombas para hacer circular el agua almacenada.

Otras Noticias
Cómo un banco francés capturó a Haití

El OIEA ha dicho que los conjuntos de combustible usados ​​en Chernobyl (hay más de 20.000) son lo suficientemente viejos y deteriorados como para que no se necesiten bombas de circulación para mantenerlos seguros.

“La carga de calor de la piscina de almacenamiento de combustible gastado y el volumen de agua de enfriamiento contenida en la piscina es suficiente para mantener una eliminación de calor efectiva sin necesidad de suministro eléctrico”, dijo la agencia.

La otra fuente principal de desechos nucleares son las ruinas del reactor que fue destruido en el accidente de 1986. Se estima que quedan allí unas 200 toneladas de combustible, en una mezcla similar a la lava con hormigón fundido, arena y productos químicos que se arrojaron sobre el reactor durante el desastre. Esta mezcla se encuentra en los restos del reactor. Algunas partes del mismo son completamente inaccesibles y solo se han estudiado taladrándolas.

Un reactor en funcionamiento requiere bombas que hagan circular agua alrededor del núcleo, manteniéndola fría y moderando la reacción nuclear para evitar una fusión. No hay agua de refrigeración en los restos caóticos y revueltos del reactor, por lo que la pérdida de energía no los afectaría.

Pero en los últimos años ha habido incidentes en los que las reacciones nucleares comenzaron espontáneamente en bolsas de estos materiales que contienen combustible, lo que provocó picos en los niveles de radiación. Sin monitoreo, de la humedad además de los niveles de radiación, los trabajadores no sabrían si se estaba produciendo algún nuevo incidente.

Otras Noticias
Biden: Rusia debe pagar un precio por la invasión de Ucrania

Desde 2017, el reactor destruido está cubierto por una gran estructura arqueada, destinada a confinar los desechos y protegerlos contra cualquier liberación de radiación. La estructura también está destinada a permitir el trabajo de eliminación de residuos para su almacenamiento a largo plazo.

El exempleado dijo que los sistemas de ventilación de la estructura arqueada que resguarda las ruinas ya habían dejado de funcionar. Esos sistemas ayudan a controlar los niveles de humedad en el edificio, lo que puede afectar el combustible que permanece allí.

Las autoridades de Ucrania otorgaron a la instalación una licencia de operación el año pasado, por lo que el trabajo recién comenzó y llevará décadas completarlo. Hay varias grúas grandes y otros equipos especializados para permitir que las cuadrillas trabajen de manera segura. Sin energía, la mayor parte, si no todo, de ese trabajo no podría continuar.

La ocupación del complejo nuclear de Zaporizhzhia también sigue siendo motivo de preocupación para las autoridades internacionales. El Sr. Grossi dijo a los funcionarios de la IAEA en Viena el martes que las fuerzas rusas tenían el control de la planta.

“Esta no es una forma segura de hacer funcionar una planta de energía nuclear”, dijo. “Tampoco es seguro ni sostenible que las comunicaciones internas y externas hayan sido interrumpidas y cortadas”.

El ministro de energía de Ucrania, Herman Galushchenko, dijo en un mensaje de video esta semana que aproximadamente 500 soldados rusos controlaban el complejo y habían movido 50 piezas de artillería pesada para defender el sitio.

Dijo que los empleados de la planta estaban “agotados física y psicológicamente” y que las fuerzas rusas los tenían como rehenes, una afirmación que era imposible de verificar de inmediato. Los intentos de comunicarse con el personal de la planta por teléfono y correo electrónico no han tenido éxito.

marc santora, Guillermo J. amplio y Iván Nechepurenko reportaje contribuido.


Este artículo puede estar sujeto a derechos de autor publicado en nuestro sitio por terceros Fuente

Tu colaboración económica es importante para seguir avanzando. DONAR LO QUE PUEDAS


Hola,
Encantados de conocerte.

Lo invitamos a registrarse para ser parte de nuestra comunidad y recibir noticias matutinas y notas clave del día por correo electrónico.

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.