Una investigación conjunta entre el Departamento de Represión del Tráfico Ilícito de Drogas, la División de Investigaciones de la Marina y División de Propiedad Intelectual, Lavado de Activos y Narcotráfico de la Administración General de Aduanas, logró recabar pruebas en relación con la detención que tuvo lugar el 17 de junio en el puerto de Barcelona – España.

El trabajo realizado por los investigadores dio lugar a varias redadas en Montevideo y Colonia, donde fueron detenidas tres personas sospechosas de participar en la maniobra delictiva.

Uno de los principales allanamientos se llevó a cabo en un depósito de la capital que albergaba calderas de vapor en donde transportaban la droga a Barcelona. Allí se incautaron 84 paquetes de cocaína en forma de ladrillo, con un peso de 102 kg y 983 g.

La Dirección Nacional de Policía Científica, realizó mucho trabajo en el lugar. Cuando quitaron los envoltorios de los paquetes, los encontraron cubiertos con una capa de mostaza, posiblemente utilizada para confundir a los perros detectores de drogas. Se investigó si las pruebas reunidas en este sitio coincidían con las de sus homólogos españoles.

Una vez finalizadas las audiencias judiciales ante la Jueza Especializada en Crimen Organizado de 2° Turno, Dra. María Helena Mainard, se dispuso para W.A.A.D. la prisión preventiva por el término de 120 días por el delito de exportación de sustancias estupefacientes prohibidas en reiteración real, con un delito de almacenamiento de sustancias estupefacientes prohibidas, mientras que para los otros dos conducidos se dispuso el cese de detención.

Se estima que la sustancia incautada tiene un valor en el mercado ilegal de más de 824.000 dólares, mientras que su valor en el mercado ilegal europeo ronda los 2.472.000 dólares.

Comentar