El fundador y director del laboratorio BioNTech, Ugur Sahin, declaró este miércoles que la vacuna de Pfizer/BioNTech necesitará además una inyección de refuerzo entre seis meses y nueve meses después de la segunda dosis y a continuación «cada 12 a 18 meses».

Esto es así debido a que de esta manera se puede garantizar la máxima inmunidad generada por las dos primeras dosis, que alcanza su punto máximo pasados siete días desde ese momento.

Sahin, quien dirige BioNTech junto a su esposa, la científica Özlem Türeci, advirtió de que la máxima efectividad de su fármaco -un 97 %- comienza a disminuir pasados los seis meses.

El anuncio de que probablemente sea necesaria una tercera dosis de esta vacuna ya había sido realizado a mediados de abril. En ese momento, el consejero delegado de la farmacéutica Pfizer, Albert Bourla, indicó que «probablemente» fuese necesario aplicarla como una forma de refuerzo.

Según la agencia EFE, Bourla aseguró entonces que con esta tercera dosis se podría reforzar la respuesta de los anticuerpos entre 10 y 20 veces y subrayó que al igual que la gente se vacuna anualmente contra la gripe, lo tendrá que hacer contra el COVID-19 para estar protegido.

VARIANTE INDIA

Sahin «confía» en la eficacia de su vacuna, desarrollada en colaboración con el laboratorio estadounidense Pfizer, contra la variante india del covid-19, informa la agencia AFP. Aunque las ‘pruebas’ aún están en curso, «la variante india tiene mutaciones que ya hemos estudiado y contra las que funciona nuestra vacuna, lo que nos da confianza», dijo el científico. La variante B.1.617, conocida como variante india porque se detectó por primera vez en este país, ya ha sido identificada en «al menos 17», incluidos Reino Unido, Estados Unidos, Bélgica, Suiza o Italia, según la Organización Mundial de la Salud.

«El bastión» de la vacunación covid-19 «se mantendrá firme, estoy seguro», dijo Sahin.

El director de este laboratorio alemán especializado en ARN mensajero y que se ha convertido en pionero mundial en la vacunación contra el covid-19, también ha anunciado que su vacuna, utilizada en la Unión Europea y Estados Unidos desde diciembre, pronto obtendrá la aprobación del Autoridades chinas.
.
Cuando el 50% o el 60% de los europeos estén vacunados, a finales de mayo o junio, «una gran parte de la población» podrá beneficiarse de estas flexibilidades, dijo.

«Me parece bien que la UE exporte también vacunas, ya que la inmunidad colectiva en Europa se alcanzará en julio, o en agosto a más tardar», apuntó el responsable.

COMPARTIR EN FEVALIKE