Aunque menos del 8% le dieron su respaldo al referendo derogatorio de la Ley Trans, Iafigliosa sigue empecinado en eliminarla. Insiste en que se pueden “hormonizar niños” sin consentimiento de sus padres.

El diputado por el Partido Nacional, Carlos Iafigliola, fue el impulsor del pre-referendum contra la Ley Trans, una legislación que otorga derechos históricamente negados a la población trans del país.

Este domingo 4 se llevó a cabo dicho pre-referendum que necesitaba de un apoyo del 25% del electorado pero no llegó ni siquiera al 8%. El legislador calificó de “positiva” la jornada porque puso “el tema sobre la mesa”, y denunció en medios que había reportado “irregularidades”, algo que la Corte Electoral desmintió al final de la jornada.

“Gracias a la movida que se organizó mucha gente conoció el contenido de la ley y entendió que era mala”, aseveró tras la votación.

De todo el espectro político fueron muy pocos los que se sumaron a la movida de Iafigliola. En la jornada del domingo votaron Guido Manini Ríos, del partido ultraderechista Cabildo Abierto, y los nacionalistas Verónica Alonso y Álvaro Dastugue, este último era el otro gran referente del movimiento por la derogación.

Aunque el 92% del país le dijo “no” al retroceso en derechos que otorga la Ley Trans, el diputado blanco dijo que impulsará la derogación parlamentaria, según publicó este martes Montevideo Portal; esto es algo que parece poco probable debido al bajo apoyo que tiene su posición, inclusive dentro de las mismas filas del Partido Nacional.

De esta misma forma había reaccionado en 2013 cuando fracasó el pre-referendum contra la ley que despenalizó el aborto.

Poco ha dicho Iafigliola después del fracaso de su idea. El domingo en la mañana publico en su cuenta de Twitter: “Es hoy, por nuestros niños, es hoy por nuestros hijos y nietos (…) es hoy contra la destructiva ideología de género”.

Guardó silencio a la noche y parte del lunes, pero hacia la noche retuiteó a Graziano Pascale (el mismo que difundió fotos falsas de Graciela Villar comiendo en un restaurante de Punta Carretas) quien celebró que la consulta popular alcanzó los 272.980 votos.