Inicio Ciencia y salud Los pequeños reactores nucleares surgen como opción energética, pero los riesgos acechan

Los pequeños reactores nucleares surgen como opción energética, pero los riesgos acechan

24
Tu colaboración económica es importante para seguir avanzando. DONAR LO QUE PUEDAS



Una búsqueda global de fuentes alternativas a la energía rusa a la luz de la guerra en Ucrania ha vuelto a centrar la atención en las centrales nucleares más pequeñas y fáciles de construir, que según los defensores podrían proporcionar una alternativa más económica y eficiente a las megaplantas de modelos más antiguos.

Rolls-Royce SMR, con sede en el Reino Unido, dice que sus pequeños reactores modulares, o SMR, son mucho más baratos y más rápidos de poner en funcionamiento que las plantas estándar, lo que brinda el tipo de seguridad energética que buscan muchas naciones. Francia ya depende de la energía nuclear para la mayoría de su electricidad, y Alemania mantuvo la opción de reactivar dos plantas nucleares que cerrará a fin de año cuando Rusia corte el suministro de gas natural.

Si bien Rolls-Royce SMR y sus competidores han firmado acuerdos con países desde Gran Bretaña hasta Polonia para comenzar a construir las estaciones, les faltan muchos años para operar y no pueden resolver la crisis energética que ahora golpea a Europa.

La energía nuclear también presenta riesgos, incluida la eliminación de desechos altamente radiactivos y mantener esa tecnología fuera del alcance de países deshonestos o grupos nefastos que pueden perseguir un programa de armas nucleares.

Esos riesgos se han acentuado tras el bombardeo alrededor de la planta de energía nuclear más grande de Europa en Zaporizhzhia, Ucrania, que ha aumentado los temores de un posible desastre nuclear.

Sin embargo, tras la guerra, «la dependencia de las importaciones de gas y las fuentes de energía rusas ha centrado la atención de la gente en la seguridad energética», dijo el portavoz de Rolls-Royce SMR, Dan Gould.

Otras Noticias
Día de la Tierra: NASA insta a implementar políticas globales contra el cambio climático

Los componentes de un SMR pueden construirse en una fábrica, trasladarse a un sitio en camiones con remolque y ensamblarse allí, lo que hace que la tecnología sea más atractiva para los compradores frugales, dijo.

“Es como construir Lego”, dijo Gould. “Construir a menor escala reduce los riesgos y lo convierte en un proyecto más invertible”.

Los SMR son esencialmente reactores de agua a presión idénticos a unos 400 reactores en todo el mundo. Las ventajas clave son su tamaño, aproximadamente una décima parte del tamaño de un reactor estándar, la facilidad de construcción y el precio.

El costo estimado de un Rolls-Royce SMR es de $2,500 millones a $3,200 millones, con un tiempo de construcción estimado de cinco años y medio. Eso es dos años más rápido de lo que tomó construir una planta nuclear estándar entre 2016 y 2021, según las estadísticas de la Agencia Internacional de Energía Atómica. Algunas estimaciones sitúan el costo de construir una planta nuclear de 1.100 megavatios entre $ 6 mil millones y $ 9 mil millones.

Rolls-Royce tiene como objetivo construir sus primeras estaciones en el Reino Unido dentro de cinco años y medio, dijo Gould. De manera similar, NuScale Power, con sede en Oklahoma, firmó acuerdos el año pasado con dos empresas polacas, el productor de cobre y plata KGHM y el productor de energía UNIMOT, para explorar la posibilidad de construir SMR para impulsar la industria pesada. Polonia quiere cambiar la generación de electricidad contaminante a base de carbón.

Rolls-Royce SMR dijo el mes pasado que firmó un acuerdo con la empresa de desarrollo holandesa ULC-Energy para estudiar la instalación de SMR en los Países Bajos.

Otro socio es Turquía, donde Rusia está construyendo la central nuclear de Akkuyu en la costa sur. Los ambientalistas dicen que la región es sísmicamente activa y podría ser un objetivo para los terroristas.

Otras Noticias
Muere primer paciente por viruela del mono en España

La introducción de tecnología de energía nuclear “no probada” en forma de SMR no le sienta bien a los ambientalistas, quienes argumentan que la proliferación de reactores pequeños exacerbará el problema de cómo deshacerse de los desechos nucleares altamente radiactivos.

“Desafortunadamente, Turquía está gobernada por una administración incompetente que la ha convertido en un ‘banco de pruebas’ para las corporaciones”, dijo Koray Dogan Urbarli, vocero del Partido Verde de Turquía.

“Es renunciar a la soberanía de una determinada región durante al menos 100 años para que Rusia construya una planta de energía nuclear. Esta incompetencia y poder de cabildeo hacen de Turquía un blanco fácil para los SMR”, dijo Koray, y agregó que su partido evita la tecnología con un “futuro incierto”.

Gould dijo que un SMR de Rolls-Royce generaría desechos nucleares del tamaño de una “cancha de tenis apilada de 1 metro de altura” a lo largo de los 60 años de vida útil de la planta. Dijo que inicialmente, los desechos se almacenarían en el sitio en las plantas del Reino Unido y eventualmente se transferirían a un sitio de eliminación a largo plazo seleccionado por el gobierno británico.

MV Ramana, profesor de política pública y asuntos globales en la Universidad de Columbia Británica, cita investigaciones que sugieren que «no existe una forma demostrada» de garantizar que los desechos nucleares almacenados en lo que las autoridades consideran sitios seguros no escapen en el futuro.

El calor constante generado por los desechos podría alterar las formaciones rocosas donde se almacenan y permitir la filtración de agua, mientras que futuras actividades mineras podrían comprometer la integridad de un sitio de desechos nucleares, dijo Ramana, quien se especializa en seguridad internacional y energía nuclear.

Otras Noticias
¿Qué hay de nuevo sobre la viruela del mono?

Los escépticos también plantean los riesgos de exportar tal tecnología en regiones políticamente tumultuosas. Gould dijo que Rolls-Royce cumple «totalmente» con los requisitos internacionales y del Reino Unido al exportar su tecnología SMR «solo en territorios que son signatarios de los tratados internacionales necesarios para el uso pacífico de la energía nuclear para la generación de energía».

Sin embargo, Ramana dijo que no hay garantía de que las naciones sigan las reglas.

“Cualquier país que adquiera reactores nucleares mejora automáticamente su capacidad para fabricar armas nucleares”, dijo, y agregó que cada SMR podría producir “alrededor de 10 bombas de plutonio cada año”.

Rolls-Royce SMR podría optar por dejar de suministrar combustible y otros servicios a cualquiera que infrinja las reglas, pero “si algún país decide hacerlo, simplemente puede decirle a la Agencia Internacional de Energía Atómica que detenga las inspecciones, como lo ha hecho Irán, por ejemplo, —dijo Ramana—.

Aunque el combustible gastado normalmente se somete a un reprocesamiento químico para generar el tipo de plutonio que se usa en las armas nucleares, Ramana dijo que esa tecnología de reprocesamiento es ampliamente conocida y que no se requiere una planta de reprocesamiento muy sofisticada para producir la cantidad de plutonio necesaria para las armas.

Tu colaboración económica es importante para seguir avanzando. DONAR LO QUE PUEDAS


Hola,
Encantados de conocerte.

Lo invitamos a registrarse para ser parte de nuestra comunidad y recibir noticias matutinas y notas clave del día por correo electrónico.

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.